Opinión Nacional

Asquerosa Campaña.

Hay algo que tienen en común los chavecistas y los anarcoides anti-partido, que hacen las veces de los primeros cuando de atacar a la Mesa de la Unidad se trata. Juegan siempre a lo que el padre de la Psicología Transaccional, Dr. Eric Berne, llama el  juego de “pobrecito yo”, es decir, atacan, insultan y luego se tiran al piso, lloriqueando y  alegando haber sido ellos los ofendidos.  

En principio, a Chávez esa psicopatía le dio algún buen resultado, pero ya nadie le cree porque todo el mundo conoce al personaje. 

El otro parecido es el que se produce cuando ambas camadas consideran su presencia en la política “ad eternum”, es decir, ignorando deliberadamente que el tiempo pasa, las circunstancias cambian y hay otros actores con ambiciones y derechos similares a las de ellos. 

Los anarcoides la emprenden contra la Mesa de Unidad, contra los partidos,  y contra los políticos, y cuando se les confronta,  entonces te llaman intolerante, antidemocrático y chavecista, que viene a ser lo mismo. 

La verdad verdadera es que tras el «grupete» de francotiradores está un ex Secretario Nacional de un partido que, ante su imposibilidad de lograr algún consenso en su propia organización y, por tanto, en la Mesa, entonces se ha dedicado a estimular a estos enemigos gratuitos de la Unidad. Eso es vulgar chantaje y el tercio no se atreve a dar la cara. 

Hay tambien otro partido que intenta trasladar su problema interno al exterior chantajeando a la unidad y hay tambien quien manipula, descaradamente, el sentimiento solidario con los presos políticos, usando familiares para sus asquerosos fines. En fin, la campaña arrecia pero, afortunadamente, por estos lados ya hemos identificado las argucias y las personas, cuyos nombres callo por ahora, precisamente, en beneficio de esa unidad que ellos atacan inclementemente llevando agua al molino del chavecismo. 

Nadie pone en duda la legitimidad de las aspiraciones de muchos de quienes se están comportando como lo hacen, pero esa legitimidad no puede invocarse para romper un frente que ha costado tanto hilvanar. 

Quien esto escribe dejó de militar en partidos hace ya la bicoca de 16 años, no es miembro de ninguna de las organizaciones que componen la Mesa de Unidad pero si conserva y ha desarrollado aun más su olfato político y sabe cuando alguien esta siendo deshonesto en sus planteamientos. 

Hoy por hoy se pregunta quienes son más deshonestos  y despreciables. Si aquellos dirigentes políticos que hicieron de su militancia política adhesión corporativa y comercial o los que hoy, fariseamente,  se retuercen en el suelo gritando contra los supuestos vicios de la oposición. ¡Pobres incomprendidos!

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba