Opinión Nacional

Autoridad moral contra el régimen CHÁVEZ-FARC

Vale reiterarlo. Es que está allí el filón político, y pasados 9 años, nuestra dirigencia demócrata parece no comprenderlo. Hace mucho que el teniente coronel Hugo Chávez perdió la autoridad moral para gobernarnos. Hoy, coyunturalmente, se sostiene en tres bases: Petrodólares, Fuerzas militares financiadas con petrodólares, y nuestra incapacidad como sector democrático para representar una alternativa válida de poder político.

Entonces, ¿De que estamos hablando? Pues, estamos hablando de la histórica oportunidad que tenemos los ciudadanos, de ejercer nuestro derecho a trabajar por un futuro mejor, ¨imponiéndole¨ a nuestros partidos políticos, natural vía de expresión popular hacia la praxis gubernativa, los cambios que le permitan restaurar una autoridad moral, perdida no solo dentro del régimen CHÁVEZ-FARC.

Es cierto, perdimos la oportunidad que en tal sentido significaban las primarias como el método común para definir nuestras candidaturas conforme a ¨La Alternativa para el Cambio¨ acordada por los partidos demócratas el pasado 23 de enero. Pero aún es mucho lo que podemos lograr.

Vale hacer mención del crucial tema electoral. Sobra decir, que el voto libre, consciente y transparente, constituye la mejor garantía para la restauración de la Constitucionalidad Democrática en la República de Venezuela, vista la naturaleza inviable del régimen CHÁVEZ-FARC y su dependencia por una fachada democrática aceptable para el mundo. El voto válido continúa siendo la materia pendiente.

Porque a pesar de nuestras insolvencias, desde el 15-A, el pueblo demócrata venezolano va brindando indubitables muestras de su pleno rechazo al régimen CHÁVEZ-FARC, con una preferencia demócrata evidente, obligando entonces al teniente coronel Hugo Chávez, hacer uso de triquiñuelas tan vulgares, como vulgar y mediocre la postura de una dirigencia demócrata servil.

La necesidad del régimen CHÁVEZ-FARC, por mantener su fachada democrática, hoy tan de moda verbigracia la Rusia de Putin, lo somete a un escenario electoral cuyo único escape estaría representado en nuestra incapacidad para ejercer rol como auténticos demócratas el próximo 23-N.

Ese rol demócrata pasa por lograr lo que nos resulta esquivo desde aquel 15-A: Certificar de manera incontrovertible la derrota electoral del régimen CHÁVEZ-FARC. El 2D evidenció la dependencia vital del teniente coronel Hugo Chávez no solo por su fachada democrática, sino también de aquella otra, la de una ¨mayoría electoral¨. Un Circo tragi-cómico, más bien macabro, existente solo mientras falte la autoridad moral desde nuestras filas.

Porque la búsqueda de la verdad, continua siendo la mejor política, que lo entiendan nuestros líderes, una gran misión. ORA Y LABORA.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba