Opinión Nacional

Autorregulación del planeta

La masa de agua existente sobre el planeta tierra, siempre es la misma, pero está en perpetuo movimiento y transformación: se evapora por efectos de la acumulación de vapor, sube a la atmósfera, se condensa y baja en forma de lluvia; se deposita en acuíferos subterráneos y fluye por los ríos hacia el mar, se solidifica en masas polares y se evapora nuevamente. Todo este ciclo lo hace conservando siempre su propiedad intrínseca.

Esta facilidad para almacenar y liberar grandes cantidades de calor durante sus cambios físicos, es el principal factor que contribuye a la distribución de las temperaturas altas a través del sistema global. Esta capacidad implica que la evaporación de agua sea un efectivo proceso de enfriamiento para los animales y las plantas, evitándose las desregulaciones térmicas del clima y protegiéndose los ecosistemas

Por otra parte los mecanismos que tienen las aguas para eliminar los contaminantes son la dilución, la biodegradación y la sedimentación, pero estos procesos dependen de cuan demandantes de oxígeno sean los microorganismos descomponedores (bacterias, hongos) de los desechos que son vertidos en sus cauces y cuanto oxígeno exista disuelto en los cuerpos de aguas superficiales, lo cual a su vez dependerá del volumen y las tasas de flujo.

Por ejemplo, en un río rápido y caudaloso como el Caroní o el Orinoco, si son afectados por pequeñas cantidades de contaminantes, éstas son rápidamente disueltas a bajas concentraciones y la presencia del oxígeno requerido para la vida acuática y para la biodegradación, será también, rápidamente renovado. Sin embargo, algunos ríos como el Güaire, el Manzanares o el Neverí, poco caudalosos y lentos, tienen menos oportunidad de purificarse si son contaminados. En todo caso una exagerada recarga de desechos afecta a cualquier río y algunos metales pesados como el mercurio usado para la explotación minera en Guayana es un contaminante muy poderoso y no sujeto a dilución.

La dilución es ralentizada cuando el caudal no es grande y el flujo no es rápido, o cuando se obtiene de la fuente agua para irrigación o para procesos de enfriamiento, que luego vuelve al cauce, pero a altas temperaturas. Los lagos, los reservorios, los estuarios, los océanos, son efectivos en el fenómeno de dilución, debido a que este tipo de cuerpos de agua tienen capas estratificadas que permiten muy poca mezcla vertical.

La estratificación también reduce los niveles de oxígeno disuelto, especialmente en las capas más profundas. Los océanos tienen gran capacidad de dilución y depresión de las sustancias contaminantes, así como la biodegradación, pero también, tiene sus límites; por lo general, los océanos no son capaces de degradar plásticos, pesticidas y algunos otros compuestos químicos sintéticos.

La biodegradación es ineficiente o poco efectiva en la remoción de sustancias contaminantes persistentes. Así mismo, las concentraciones de algunos de estos contaminantes, por ejemplo, el DDT y los PCB, los componentes mercuriales y algunos radio isótopos, pueden ser concentrados y biológicamente amplificados, en la medida que avanzan en las cadenas tróficas.

La sedimentación puede remover algunas cantidades de contaminantes orgánicos e inorgánicos que pueden quedar absorbidos en las partículas que se sedimentan, acumulándose en el lodo del fondo de los lagos y/o reservorios, o en ríos lentos de bajo flujo y caudal. No obstante, estas sustancias pueden ser desenterradas por dragado, por agitación o por procesos de anegación e inundaciones. Aunque los procesos naturales de dilución, biodegradación, y sedimentación, pueden reducir la concentración de sustancias contaminantes hasta niveles insignificantes y no peligrosos, está clarísimo que no verter cantidades exageradas desechos o poderosos contaminantes, es crucial para preservar el equilibrio ecológico.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba