Opinión Nacional

“Ayúdate que yo te ayudare”

Como a todos el comienzo de un nuevo año me llena de esperanzas, de fe  para un futuro mejor, y por supuesto de agradecimiento a Dios por permitirnos aun a pesar de las dificultades, el exilio, darnos salud y esa semilla de alegría de la vida siempre presente.
Obviamente, las circunstancias por la cuales atraviesa nuestro país están muy presentes en el cada día del ciudadano. Los pronósticos para 2011 sobre la situación venezolana visto los resultados de 12 años de continuo deterioro, son desalentadores, por ejemplo;  En la arena política aun sin comenzar la nueva asamblea nacional la capacidad de ejercer como un poder independiente no existe, en lo económico se aplicaran  mayores impuestos, devaluación, y la inflación el más perverso de los males económicos pues quienes más lo sufren son aquellos con menos recursos, lo cual aumentara la pobreza. En política exterior continuara la conflictividad y las relaciones cuyo único objetivo son en función de la figura de Chávez y no de la nación, con seguridad continuara la regaladera. En el área petrolera y energética en general continuara en deterioro, la industria petrolera con una caótica situación operativa, comercial y financiera todos coinciden en indicar que no es suficiente para financiar esa mentira llamada socialismo del siglo XXI, de hecho el 2011 aun se puede complicar con la posibilidad de finalizar los juicios de arbitraje en contra de la nación y PDVSA con costos multimillonarios para el país. La política educativa de una sola vía y de único pensamiento es el ideal del régimen, la lucha estudiantil  debe y tiene que estar presenta para rebelarse en contra de ese absurdo.  Así podríamos continuar, pero todo se resume en la imposición de un sistema de vida fracasado como lo es el comunismo, idea obsesiva de Chávez, pensando en la eternidad del poder.
Ante ese panorama, la opción preferida del régimen es la inacción, la parálisis del ciudadano, no reclamar, hacernos ver con su inmenso poder mediático una realidad distorsionada  con una capacidad de engañar escandalosa, y es precisamente en nuestras zonas populares, en donde más se evidencia el fracaso del régimen. No obstante, mucho se preguntan por la falta de reacción y es por ello la necesidad  de la aplicación del  dicho; “Ayúdate que yo te ayudare”, y la providencia nos echara su mano. En los tiempos actuales que vive Venezuela es a través de un liderazgo colectivo que podemos salir de esta crisis de principios y valores, no seamos pendejos esperando otros vengan a resolver, eso no ocurrirá, la solución depende de nosotros, única y exclusivamente.
Comenzamos un nuevo año en pleno siglo XXI Venezuela tiene la potencialidad de generar riqueza y un nivel de bienestar mejor para cada uno de sus ciudadanos, tenemos el derecho todos a vivir  esa realidad y dejar un legado con bases sustentables para seguir dando ejemplo de cómo un pueblo se sacudió el atraso, el fracaso de un régimen que solo vive en el pasado y darnos nosotros la oportunidad de entrar al presente con un futuro de esperanza a vivir mejor todos.
Feliz Año 2011, el año en que el reencuentro en libertad del exilio y de los presos políticos  en Venezuela para todos debe ser un objetivo a conquistar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba