Opinión Nacional

Balzac o la sociología hecha literatura

Entre 1985 y 1986 en Venezuela vendían semanalmente en los kioskos, la colección “Grandes Biografías” de Salvat. Fueron 100 maravillosos números, muchos de ellos escritos por famosos autores. Tal es el caso de los dos tomos dedicados al escritor francés Honorato de Balzac (1799-1850), frutos de la investigación llevada a cabo por su coterráneo y también escritor: André Maurois (1885-1967). Maurois es, por cierto, el mismo autor de la primera biografía que publicó esta colección, la cual está dedicada a Napoleón y es magnífica.

El autor extrae de las obras del biografiado, todo lo que tienen de la propia experiencia de vida del escritor (que en literatura es decir casi todo). Balzac fue en su niñez un lector voraz, y en su juventud tratará de ser abogado para satisfacer la voluntad del padre. Pero descubre su vocación literaria y negocia con sus padres el abandono de la carrera de las leyes, y que le permitan dos años para probar su sueño. Honorato tuvo la suerte de contar con el apoyo financiero y moral de sus progenitores, logrando demostrar que sí tenía madera de narrador. En ese entonces estaban de moda las novelas por entregas periódicas o cortas, es en este ámbito que iniciará su carrera literaria; aunque desde el principio no contó con buenas críticas, se llegó hasta decir de él: “El autor puede hacer todo cuanto le parezca, menos literatura”. Balzac no se rindió jamás, y es hoy en día considerado el fundador de la novela contemporánea.

Balzac es el maestro del realismo francés, un movimiento literario que tiene el gran atractivo de ser un estudio psicosocial e histórico de la sociedad, relatada en clave de ficción. Son novelas que nos muestran la realidad de una época determinada. En el caso de Balzac fue su tiempo: el de la Restauración monárquica post napoleónica (1816-1848), el cual quiso describir en su totalidad por medio de la creación de una serie de personajes que aparecerían en un conjunto estructurado de sus novelas. Todos estos personajes representarían los “tipos sociales” de su tiempo, dichos “tipos” no son tanto las clases sociales como las diferentes personalidades en las que se puede dividir una comunidad nacional. Por tanto, era una meta con ciertas pretensiones científicas o taxonómicas: así como se pueden clasificar los seres vivos en especies, así mismo el autor consideró que se podía hacer con todos los seres humanos. Balzac hizo del escritor un dios creador. “Creí percibir en mí un pensamiento que había que expresar, un sistema que había que establecer, una ciencia que había que explicar…”

(La piel de zapa)

Al concebir la idea que le absorberá los siguientes 17 años de su vida, y que dejará inconclusa por morir a los 51 años, su estado de excitación era tal, que dijo: “Aclamadme, pues estoy, sencillamente, a punto de convertirme en un genio”. Y ciertamente lo fue, porque de 137 novelas por escribir logró publicar 85, dejando un legado que ha influido en la mayor parte de los escritores que le sucedieron en todo el mundo. Balzac es ejemplo del ser humano que asume la redacción de novelas como una profesión e incluso como forma de vida. Desde muy joven consideró que esa seria el medio para lograr sus ingresos económicos, aunque luego intentaría llevar a cabo algunos negocios. Estableció un método para escribir y una disciplina, y desde la Comedia humana la estructura de todas sus obras. Ser escritor hoy es sin duda ser “balzaciano”.

Su vida, fuera de la escritura, fue de un gran derroche de dinero con las inevitables deudas. Para poder costear todo esto, llevó a cabo un gran número de experimentos empresariales que terminaban en fracaso. Tuvo muchas amantes, aunque se enamoró de una condesa polaca (Hanska), con la cual terminó casándose cuatro meses antes de su muerte. Hecho que ocurriría un 18 agosto de 1750, tan solo contaba con 49 años de edad. Víctor Hugo, que era su amigo, pudo visitarlo en su agonía, y al volver a casa le dijo a varios amigos: “Señores, Europa va a perder un gran espíritu.” La humanidad entera lo perdió hace 161 años, pero él mismo sigue viviendo en sus libros.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba