Opinión Nacional

Bases para elecciones de Presidente, Gobernadores y Alcaldes – Año 2004

Al momento de sentar las bases para las esperadas elecciones de Presidente, Gobernadores y Alcaldes, diciembre del 2.003, se imponen las siguientes reflexiones:

1) Sin la salida de Chávez no se recupera el país de su grave crisis económica, social y política.
Esto obliga a:
a) Planificar el Referendo Revocatorio;
b) Concebir programas económicos, sociales y políticos a corto, mediano y largo plazos con proyección nacional y regional para dar respuestas concretas e inmediatas tras la salida de Chávez, el llamado Consenso País, y
c) Dar a conocer dichos programas extrayendo de los mismos cualquier demagogia como populismo.

2) Ante el enfrentamiento de un enemigo aferrado al poder, inescrupuloso, dotado de toda clase de recursos económicos, dispuesto a todo como lo probara el 11 de Abril del 2002, se impone en la disidencia seguir desarrollando:
a) Unidad,
b) Objetivos concretos y comunes y
c) Planificación estratégica para su logro.

3) Esta unidad en la disidencia, entre los partidos tradicionales y los nuevos, no puede considerarse suficiente ni auténtica si no involucra la sociedad civil, la destinataria final de todos los programas y la dueña de los votos requeridos…, expresada por sus ya conocidas ONGs, destacándose la Gente del Petróleo, quienes han demostrado abnegación, convicción democrática, respuesta en la lucha y un envidiable grado de preparación científica, cuyo activo intelectual no puede estar ausente a la hora de la planificación, de la asignación de cargos ni de la ejecución.

4) El país sufre las consecuencias de un largo proceso de deterioro económico, social y político, acentuado, dramáticamente, durante los últimos cinco años, por la desinversión, el desempleo, el hambre, la corrupción, el hampa, la inseguridad jurídica y judicial, el enfrentamiento social y político. Esto fuerza a deslastrarse de las deleznables prácticas de la llamada Cuarta República así como de aquellos dirigentes, carentes de capacidad y de ética, quienes ejercieron nefastamente el poder durante dicho largo período, generando pobreza y frustración no sólo en el pueblo sino también en la militancia de sus partidos. No de otra forma puede explicarse el surgimiento de Chávez.

5) No se concibe una democracia sin organización. Y esta última no se concibe sin los partidos políticos que la conforman, expresión de la voluntad política del pueblo. Pero los partidos no son los dueños del país. Por el contrario, su finalidad ha de ser el servicio público conforme a sus respectivas filosofías o postulados. Luego, sus programas de gobierno han de estar al servicio del país y los candidatos a cargos públicos deben ser propuestos no conforme a los intereses del partido sino del país o del territorio que han de administrar, por lo que se recomienda una consulta previa por medio de unas primarias, una consulta popular, informal o extraoficial.

6) La unidad exigida por el actual enfrentamiento a un aprendiz de dictador, en el que el país se jugaría su destino, no sólo fuerza a la consulta extraoficial o primaria con el pueblo, directamente, sino a la renuncia personal, en esta etapa de transición política, en beneficio de un candidato único de la disidencia para la Presidencia, la Gobernación o para las Alcaldías, que se enfrentaría al candidato único impuesto por el régimen. Las recientes elecciones en la UCV así lo reclaman.

7) Esta unidad y estrategia, imprescindibles, obligan a la realización de jornadas de reflexión en las que ha de imponerse el interés general sobre el particular.

Conclusiones:

De lo expuesto puede concluirse:
1) Que debe completarse, imperativamente, el proceso revocatorio del mandato del presidente Chávez para enrumbar el país hacia una democracia que tenga por norte resolver el problema de la pobreza extrema para lo cual se requiere garantizar las inversiones que promoverán el empleo y la falta de un sistema eficiente y pulcro de seguridad social. Esto exige que los 8.500 Centros de votación se constituyan en auténticos comandos electorales y que cada elector de la disidencia correspondiente a un Comando sea contactado e invitado a votar por el ¡SI¡ en aras de una Venezuela de Primera, sin exclusiones, en paz y próspera.

2) Que debe desarrollarse aún más la unidad entre los dirigentes de la disidencia para enfrentar el referendo y las elecciones subsiguientes mediante una estrategia común concebida en el seno de la Coordinadora Democrática Nacional;

3) En las regiones, que los centros de reflexión y de acuerdo sean en el seno de las respectivas Coordinadoras Democráticas, particularmente en el estado Anzoátegui, la cual ha demostrado su profesionalismo e imparcialidad ante los partidos que la integran;

4) Que los distintos planes de gobierno nacional y regional, a corto y largo plazos, el llamado Consenso País, sean difundidos ampliamente ya que la salida de Chávez es un paso previo pero no exclusivo ni suficiente;

5) Que la sociedad civil, tradicionalmente auto excluida, mantenga el interés que asumió en los dos últimos años y participe, activa y continuamente, en la solución de los problemas públicos nacionales, regionales y locales;

6) A nivel nacional, regional y local, en Asambleas de Ciudadanos, se conciba el perfil que la sociedad civil aspira de sus futuros mandatarios entre cuyas principales exigencias nos atrevemos a destacar para cualquier candidato:

– a) Haber participado, activa y públicamente, durante estos dos años en la lucha democrática, condición sine qua non. No se admitirán paracaidistas ni arrivistas;
– b) Tener conocimientos teóricos y experiencia comprobada y exitosa en administración;
– c) Comprometerse al cumplimiento de un programa concreto a corto y mediano plazos dando razón de cómo lo logrará;
– d) Presentar un equipo de trabajo con iguales credenciales;
– e) No haber realizado negocios con entes públicos;
– f) Justificar un patrimonio que haga presumir en la honestidad de su postulación;
– g) Presentar “currículum vitae” y lista de garantes personales de su conducta, demostrando una vida sin vicios, ejemplar, cual buen padre de familia.

– Esta lista es enunciativa y no limita la exigencia de otras.
7) Serán rechazados, sistemáticamente, aquellos candidatos impuestos por sus respectivos partidos y que no cumplan con el perfil exigido por el electorado. No hacerlo sería no haber aprendido nada del drama de estos últimos años. El país requiere hombres nuevos que integren equipos sólidos con ejecutorias transparentes. El individualismo, el carisma personal, deben ceder ante el trabajo de equipo, la tecnocracia y la ética. Es hora que los dirigentes políticos, hábiles en el uso de la palabra y en las artes maquiavélicas de la política, tras cuarenta y cinco años de ensayo y error, cedan el paso a programas constantes a corto y mediano plazos y a acciones transparentes con base en la ética de verdaderos equipos de trabajo.

Sirva la presente como base o estructura para el inicio de una reflexión inmediata, sincera y transparente pues este país no soporta más errores, más engaños, más corrupción, más oportunistas, más injusticia ni más ausentismo de la sociedad civil.

Jon Lacasa Astigarraga
(Conserje de la Plaza La Libertad de Lechería
0416 6 819876

Nota:
1) Quien suscribe no es miembro de la Gente del Petróleo.

2) Se agradece cualquier comentario o recordatorio que lleve a mejorar esta proposición.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba