Opinión Nacional

Botellas de vidrio

Con bombos y platillos el presidente anuncia la expropiación de la Owens Illinois. Como en tantas otras ocasiones el expropiado debe soportar además la difamación, que recae sobre sus accionistas y administradores, en este caso como explotadores de los trabajadores y contaminadores del ambiente. Ante ese hecho notorio puesto que el perpetrador lo comunica a miles de personas por televisión la fiscal general permanece impávida.

         Repitiendo el guión, la ocupación previa se realiza sin previo avalúo, sin orden judicial y con el despliegue de la fuerza armada bolivariana, que ha demostrado suma eficacia cuando se trata de someter a civiles inermes.

         La utilidad pública que justifica la expropiación está ausente puesto que no hay cambio de uso de los bienes expropiados, ya que éstos seguirán siendo destinados a la misma finalidad, producir botellas de vidrio con los mismos efectos contaminantes del ambiente y con igual explotación de los trabajadores, salvo por el elemento de liberación que significará para ellos vestir de rojo, estar obligados a asistir a los actos oficiales y gritar la consigna “patria y socialismo o muerte”.

         Su ego maltratado por el resultado electoral, que el conoce en su dimensión real oculta para el resto de la población por el CNE, no ha podido ser compensado con un viaje, como el que un padre generoso da al hijo que se gradúa con honores, encuentra alivio en estas demostraciones de irrespeto al estado de derecho. Por eso es necesario que sus acólitos acudan a esos actos y le aplaudan.

         Todos los venezolanos han visto el objetivo. Quiere controlar la producción de botellas, que en ninguna parte es de interés publico, para negarle a Polar y otras empresas el recipiente para sus productos, porque a través de éstos aspira a controlar la población por el hambre y con la tarjeta de racionamiento. No se trata de nacionalización, ni siquiera de estatización de empresas, sino de gobiernización, que sean del gobierno y en consecuencia de él.

         Por eso se hace cada día más necesario imponerse sobre su autoritarismo y volver al imperio de la constitución y las leyes, no con botellas de vidrio convertidas en bombas Molotov, sino imponiéndole la renuncia y forzando así su salida del poder.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba