Opinión Nacional

Cacharro

En Venezuela es común que se emplee indistintamente cacharro o cacharra para referirse, principalmente, a un automóvil viejo y deteriorado. Y aunque esa es una de las acepciones que se le atribuyen a la palabra en los diccionarios, en el DRAE incluso como usual en Venezuela en la forma femenina, entre nosotros es frecuente también que llamemos cacharro o cacharra cualquier otro aparato viejo y en mal estado, o que funcione defectuosamente. Esta última acepción figura en el DRAE como general en la forma masculina. Y hasta puede verse cacharro como un comodín, para designar cualquier cosa inservible o que estorbe, algo parecido a nuestro popular y muy expresivo perol: «Hijo, es bueno que limpie y acomode ese cuarto, y bote tanto cacharro inútil que hay ahí».

Un cacharro o cacharra puede ser, pues, un automóvil, pero también un reloj, una cocina eléctrica o de gas, unos zapatos o chancletas, una silla giratoria, un aparato de radio o de televisión, una máquina de lavar, una nevera, incluso una persona, etc. Es posible también que al sentido ya peyorativo del vocablo agreguemos algo que refuerce ese sentido: una cacharra vieja, un cacharro inmundo, un cacharro destartalado O que lo usemos en diminutivo: una cacharrita, caso en el cual el diminutivo mas bien atenúa el valor despectivo, y hasta le agrega cierto tono afectivo. En cambio, empleamos asimismo cacharreta o cachareta, para aumentar el valor peyorativo, pues en este caso al contenido de por sí despectivo de cacharro se agrega el valor despectivo del sufijo ­eta.

Aunque los diccionarios no marcan cacharro o cacharra como despectivos, es evidente que en la acepción de automóvil u objeto viejo, deteriorado, en mal estado o inservible se emplea con ese valor. El DRAE sí da como despectivo el derivado cacharriento, al que define como usual en Chile con el significado «Que tiene los defectos propios de los vehículos viejos y destartalados» . Este cacharriento se usa asimismo en Venezuela, aunque no mucho.

Aquí empleamos también el verbo cacharrear, que el DRAE da como usual en Chile con el valor de «Actuar con excesiva lentitud», y en Cuba y Colombia con el de «Intentar arreglar algún aparato o máquina sin ser profesional». En Venezuela cacharrear es convertir algo en un cacharro o cacharra: «Ese carro es nuevecito, pero lo tienen todo cacharreado»; «Ese tipo es muy torpe para el trabajo: todo lo cacharrea».

Cacharro no siempre tiene el significado que hemos visto. El DRAE registra otras acepciones: «Vasija tosca. || 2. Pedazo de ella en que se puede echar algo. || 3. Vasija o recipiente para usos culinarios». Es muy frecuente decir «los cacharros de cocina».

Cacharro y cacharra derivan de cacho en su primera acepción: «pedazo o trozo de algo». Cacho, a su vez, viene del latín vulgar cacculus, y este del latín caccabus, que significa olla, marmita. Cacho en el sentido de cuerno es otra palabra, y tiene origen diferente

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar