Opinión Nacional

Cambiar de Amo

Los recientes eventos protagonizados por los estudiantes y la sociedad civil en defensa de RCTV, los derechos civiles y en particular la libertad de expresión, han servido de marco para que el Presidente Chávez y sus acólitos, lancen sus fuegos de artillerías verbales más despiadados en contra de los manifestantes, con el propósito de desacreditar las protestas, endilgándoles a sus líderes epítetos racistas, además de calificarlos como: esclavos de la oligarquía, peones del imperio o títeres de Bush.

No han tardado en incorporarse al coro de insultadores, los aduladores, tarifados y seguidores enceguecidos del Caudillo, quienes curiosamente: dicen enarbolar banderas de libertad, sin percatarse que ellos mismos son esclavos de un proceso seudo revolucionario, el cual sólo persigue sustituir a la rancia oligarquía venezolana, por una nueva elite cívico-militar de ladrones y oportunistas; reclaman ser verdaderos patriotas, pero son inconsecuentes con su discurso, ya que atacan al imperio yanqui, pero aceptan ser colonizados por una pequeña, empobrecida y miserable Isla; pregonan defender la dignidad humana, cuando en realidad son esclavos de odios, resentimientos, rencores y complejos que los imposibilitan leer las verdaderas aspiraciones de un pueblo, que solo desea prosperar en libertad, compitiendo en una sociedad donde el paradigma sea la igualdad de oportunidades y no el igualitarismo empobrecedor.

Los venezolanos desaprobamos las acciones desquiciadas del Presidente en contra de los estudiantes a quienes apoyamos tanto de manera activa como pasiva, porque hemos entendido que la libertad está en grave e inminente peligro. Se nos pretende cercenar nuestros derechos para accionar en nuestras vidas de manera libérrima, incluyendo dentro de este ámbito el derecho a recibir información de diversas fuentes, para que los ciudadanos se formen su propia opinión sobre los temas que los afecten. No tememos al ejercicio de nuestra libertad y no queremos subrogarla en ningún tirano, provenga éste de la izquierda o de la derecha.

Chávez irrumpió en la escena política como un adalid de la justicia, la libertad y la decencia, pero ha traicionado al pueblo. La historia de la humanidad está plagada de líderes providenciales que en nombre de la libertad, paradójicamente terminaron esclavizando o intentando esclavizar a sus ciudadanos. En Venezuela no tenemos vocación de esclavos y no permitiremos ser sojuzgados bajo la égida de pensamiento alguno. Queremos ser libres, no cambiar de amo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba