Opinión Nacional

Cambio, cambio, cambio

Los problemas que padecemos hoy todos los venezolanos tienen su raíz en dos factores que los causaron: El modelo político cubano que se quiso imponer en Venezuela y la incapacidad de los actores para hacerlo. El modelo mas la incapacidad es igual al desastre o el caos que hoy todos vivimos. De esta situación no vamos a salir quejándonos de lo que sucede, tampoco repitiendo todos los días que “estamos muy preocupados”. La quejadera y la preocupación no van a resolvernos los problemas que a todos nos afectan y que cada día son peores. La denuncia sin una acción que la respalde tampoco es suficiente. Todo esto se justifica pero no supera los problemas que padecemos cada día peores. ¿Cómo salimos entonces de esto?

Para salir de este DESASTRE al que llevó la revolución a toda Venezuela se necesita cambiar el sistema político-económico que se nos ha querido imponer a través del engaño pues se nos vendió como democracia participativa y era una autocracia totalitaria, o sea, el mismo modelo político económico cubano que mantiene destruido a ese país por mas de cincuenta años. Individuos que padecen de una patología exhibicionista sacrificaron sin importarles nada la felicidad de sus respectivos pueblos copiando a Hitler, Mussolini y Stalin que sabían como hacer para destruir a sus países y que así todo el mundo quedara hablando de ellos. Bien o mal, eso no les importa, pero que hablen los medios de sus barbaridades para satisfacer así su egolatría. Cuando se cae en un régimen de esta naturaleza donde la dignidad de la persona humana y sus derechos son desconocidos por quienes ejercen el poder, no queda otra salida que trabajar por un cambio de régimen y sus actores principales. Sin un cambio de fondo no hay solución sino el agravamiento de la situación del país. Bueno para el régimen pero malo para los ciudadanos. Si estuviéramos en una democracia sin duda alguna que la vía electoral le permite al ciudadano escoger el gobierno que desea tener. Esta es la vía adecuada. Sin embargo, la experiencia de quince años que tenemos de esta vía no es ciertamente la mejor y la hace poco confiable. Desde el Referéndum Revocatorio (2004) hasta las Presidenciales en el 2013 la matriz de opinión no favorece para nada al C.N.E. que como todas las instituciones del Estado responden a los intereses del autócrata que usurpa la voluntad del pueblo, el único soberano según la Constitución. Por eso si la vía electoral no funciona para lograr el cambio que se necesita y queremos salir de esto por una vía constitucional lo que nos queda ahora es la calle para que la soberanía del pueblo pueda expresar su voluntad. Calle para las organizaciones políticas y calle sobre todo para la sociedad civil porque ella es Venezuela. Profesores, estudiantes, empresarios, medios de comunicación, todos a la calle pero no en marchitas fraccionadas sino EN UNA SOLA GRAN MARCHA EL MISMO DÍA que le permita al Soberano expresar su voluntad que no puede hacerlo por la vía electoral, Si no expresamos nuestra voluntad de cambio entonces tendremos que resignarnos a la quejadera y repetir todos los días “estoy muy preocupado” que es justo lo que necesita el régimen para permanecer en el poder.

Profesor de Instituciones

Políticas de la U.C.A.B.

Correo:[email protected] .

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba