Opinión Nacional

Capitán, el barco está zozobrando….

(%=Image(8839497,»L»)%) “¡Capitán, Capitán! El barco zozobra. Está bien marinero, no te preocupes, es mejor que zozobre a que fafalte”… – Condorito

Las vacas flacas

Es lamentable lo que está sucediendo en Venezuela. Pareciera que es el único país en el cual no hay gobierno y no hay oposición. Sumado a esto no existe el Estado de Derecho y agregado a todo pero, como “desvalor agregado”, tenemos que sumar situaciones como la falta de alimentos, las caídas verticales de las grandes reservas económicas que existían en el Banco Central de Venezuela y en el Fondo de Desarrollo Nacional – Fonden – el colapso de los seguros sociales, el regreso de las enfermedades endémicas como el dengue, la malaria y la TBC, amén del aumento de las enfermedades sexuales, el aumento del embarazo precoz, el aumento de la drogadicción y del tráfico de drogas, el aumento de las apuestas ilícitas, el aumento del alcoholismo y, aunado a todo esto, el aumento de la verborrea demagógica de quienes deberían preocuparse por la seguridad ciudadana y por la libertad de prensa, entre otras de las tantas lacras que le han caído al país. Pareciera que las siete plagas de Egipto nos han caído con la diferencia que vamos para nueve años y no siete y no se avizoran, tampoco, los siete años buenos… En la Biblia se habla de las vacas gordas y de las vacas flacas, pero aquí ni siquiera hay vacas… (¿O las hay?)

En materia internacional el país se aísla con propuestas dañinas como las de retirarse del CAN o mentiras como la de la recuperación del petróleo para el país cuando lo que se hizo fue lo siguiente: asociaciones de 40% para el sector privado extranjero y 60% para la nación (aunque en este caso deberíamos decir gobierno pues la nación no tiene idea de lo que este hace con el dinero). Se anunció el retiro del país del Fondo Monetario Internacional y del banco Mundial de Desarrollo y esto no ha llegado a concretarse. Por otro lado se pidió el ingreso al MERCOSUR y de inmediato se comenzó a tratar de imponer ideas que van en contra de la esencia de ese mercado que es el libre comercio. Si las amenazas surtieran efecto la economía mundial sería catastrófica. Pero, no es así.

El Canciller Maduro sigue insultando a los funcionarios de EE.UU., como si estuvieran jugando a “yo te toco la oreja” y, mientras tanto, el gobierno del país del norte sigue financiando a la revolución “roja rojita” que ahora está empeñada en la formación de un partido único llamado Partido Socialista Unificado de Venezuela, para el cual llamaron al pueblo a registrarse, ocupando las escuelas públicas, las máquinas capta huellas  tramposas del Consejo Nacional Electoral, -CNE-todo lo cual ha resultado en el mismo tipo de fracaso que fue la consigna de los 10 millones de votos para Chávez. Debido a este fracaso, han tenido que obligar a los empleados públicos a hacerse miembros del “partido” único,  el cual es el único en el mundo que no tiene una propuesta escrita u oral, una declaración de principios, ni una ideología clara, pues de acuerdo a las versiones de los voceros del gobierno esta ideología va desde el peronismo al nacional socialismo, pasando por el franquismo, para caer en el estalinismo pero, usando al trotskismo cayendo en el pinochetismo. Duro de tragar ¿verdad?

La vacas flacas (vacas virtuales) tienen al país rumbo a su noveno año de escasez y como si la estupidez no fuera contagiosa un grupo de empresarios, entre quienes están connotados tramposos de la cosa pública, crearon una Confederación de Empresarios Socialistas, olvidándose de que una de las propuestas del Manifiesto Comunista es, precisamente, acabar con la propiedad privada de los medios de producción.

Estos empresarios  no se preocupan de que más de la mitad de los alimentos de la dieta básica de los venezolanos no se consigan en los mercado; los carteles dicen: no hay pollo, no hay azúcar, no hay sardinas, no hay aceite; no hay, no hay, no hay es la consigna del día. Pero si hay insultos, amenazas, persecuciones, dogmatismo, cárcel, desalojos, despidos, para quienes no estén de acuerdo con la línea de gobierno.

Escasez

Los ministros y funcionarios del control de precios y los Consejos Comunales (nuevas KGB’s de barrios) dicen un día que el desabastecimiento es producido por la baja de producción agrícola, pero no dicen que esta baja es producto de las invasiones de fincas y fundos por parte del lumpen campesino controlado por el gobierno quienes matan a las reses por venganza pues ni siquiera alcanzan a comérselas, destruyen la maquinaria agrícola y destruyen las siembras. Otro día, estos mismos personajes dicen que existe acaparamiento de alimentos, los cuales son acaparados por enemigos del régimen. Se olvidan decir que al haber control de precios, cientos de toneladas de ellos salen, con complicidad oficial, a Brasil y Colombia, países en donde pagan mejores precios.

Por otro lado, los oficialistas se olvidan decir que en el país desde hace algunos años no hay inversión en las plantas industriales lo cual ha impedido aumentar la capacidad productiva.

Por otro lado, la inestabilidad política, hace que algunos sectores con capacidad de compra inviertan mucho más en bienes perecederos y alimentos importados, aprovechándose del crecimiento del circulante.

Pero, no solamente están escaseando los alimentos, sino que las medicinas y repuestos de todo tipo.  Lo peor de todo es que comenzaron a escasear las divisas. En enero 2007 el BCV contaba con 36.592 millones de dólares, en mayo 2007 las reservas cayeron a 23.866 millones de dólares. En cuatro meses se esfumaron 12.626 dólares desde la reservas del BCV y, de las que quedan, solamente  20% son operativas; es decir, dinero constante y sonante. ¿Por qué han caido las reservas? Pues bien, miles de millones se fueron a Argentina para ayudar a Kirchner a pagar la deuda externa con el FMI y resucitar empresas quebradas, cuestión que no se hace en Venezuela. Cientos de millones han ido a parar a Cuba, Nicaragua, Bolivia, Brasil, etc., tanto en ayudas como en compra de bienes y servicios.

Y, las reservas seguirán cayendo cuando la empresa estatal de petróleo tiene un balance negativo superior a los  10.000 millones de dólares y la producción petrolera sigue cayendo. La producción petrolera va por los 2,38 millones de barriles diarios, lo cual significa  una caída superior al 10% con respecto a la producción del año 2006. Esto, obviamente, genera menos ingresos. Sin embargo, EE.UU., sigue siendo el mayor comprador de crudos, con  1,2 millones de barriles diarios en lo que va de 2007 mientras que las compras estadounidenses superaban los 1,34 millones de barriles diarios en 2006. Todo esto significa, que EE.UU., es el país que está financiando la pretendida revolución socialista de Hugo Chávez.

Problemas sociales

Cuando se manejan las arcas del país con criterios de nuevos ricos o de ganador de loterías, realmente no se puede esperar mucho. Quienes dirigen las políticas económicas de la nación, evidentemente, no estaban preparados para asumir tamaña tarea. Esto era como dejar al gato a cuidado  de la pescadería; y, eso pasó, pescar, pescar y pescar hasta que los peces comenzaron a mermar, lo cual ha obligado a cortarle las becas a casi 200 mil personas durante el mes de abril (casi 10% de los becados del gobierno en las distintas misiones) y a no cumplir con las metas de construcción de viviendas, (en 9 años de gobierno no se han construido 100 mil cuando las metas eran de 150 mil anuales), llevando el déficit habitacional a 2,8 millones de viviendas.

Miles de niños deambulan por las calles porque no tienen los medios para ir a la escuela o éstas no tienen cupo. Los servicios hospitalarios, llámense estos hospitales, ambulatorios o barrio adentro no funcionan. El Instituto de los Seguros Sociales, no les da las medicinas a los o los pensionados, quienes no pueden pagarlas. En los últimos ocho años las medicinas han multiplicado 14 veces sus precios. Menos mal, dicen los ancianos, que vivimos en un Estado socialista…

¿Qué pasará?

Nadie, en su sano juicio, quiere que un gobierno fracase. Pero, a la vez, nadie quiere que un gobierno se perpetué en el poder y que, además, controle todos, absolutamente todos los poderes del Estado.

Es muy posible que la luna de miel de los sectores más pobres de la población, los cuales superan el 65% de ella, terminen bruscamente su luna de miel con un gobierno que hace algunas cosas beneficiosas con la mano derecha pero, que a la vez, las destruye con la mano izquierda.

Al acabarse el dinero, se acaba el amor. La mayoría de los matrimonios sucumben por las crisis económicas. El matrimonio de Hugo Chávez con parte del pueblo venezolano, podría terminar en divorcio y en un divorcio  feo, de esos que no quieren manejar los abogados…

Finalmente, hay fuertes indicios de naufragio. Y cuando el buque zozobra, las ratas son las primeras en tirarse al agua. En el gobierno chavista ya hay algunas que se están lanzando al agua, el problema es si alguien les lanzará un salvavidas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba