Opinión Nacional

Carambolas con piquetes, y por bandas

‘Botella al mar’… con un mensaje equívoco, que puede ser interpretado de tantas maneras que difícilmente el náufrago sea localizado.

Ernesto Sábato (1911-)

Ya comentamos el intento internacional del Canciller de España por sacudirse del tremendo problema interno que representa para él, y para el primer ministro José Luís Rodríguez Zapatero, la reciente publicación del Auto de Procesamiento 75/09 (DP 263/08), emitido por el Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional de España y las derivadas investigaciones criminales sobre el terrorismo y los supuestos vínculos operacionales entre miembros activos de la ETA con sus equivalentes de las FARC, y todos, a su vez, con funcionarios en ejercicio en el gobierno de Venezuela.

Frente a esta información, otra de impactante interés para algunos personajes de la “política” venezolana:

34 años después

“… El Gobierno español aprobó hoy la extradición a Argentina del ex piloto militar Julio Alberto Poch, quien participó presuntamente en los llamados ‘vuelos de la muerte’, en los que desaparecieron más de 1.000 personas durante la dictadura…”( http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/150666/).

Como se recordará, durante la “Reorganización Nacional” impuesta por la fuerza por el gobierno militar en Argentina entre los años 1976 y 1983 y mediante el procedimiento denominado “Vuelos de la Muerte”, miles de detenidos y de desaparecidos fueron lanzados al mar –vivos y drogados– desde aviones militares.

En 1995, un “arrepentido” quien fuera miembro de la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada), Adolfo Scilingo, en entrevistas privadas con el periodista Horacio Verbitsky, echó el cuento completo y quedarían al descubierto las prácticas de casi ocho años del gobierno militar Argentino con eso de los “Vuelos de la Muerte” y en combinación con la también conocida “Operación Condor”.

Ese testimonio sería luego publicado bajo el título de “El vuelo”, y ese arrepentido, ya frente al juez de la Audiencia Nacional de España Baltasar Garzón, cantó los detalles, eventos y personajes, cual émulo de Pavaroti.

Sacudiéndose en Venezuela

Hoy la prensa nos deja conocer dos nuevas maniobras oficiales, semioficiales o privadas de sacudimiento; por una parte la reciente Resolución del Minpopoinjust y por la otra esa especie de Mensaje a García en cuerpo y el cierre de la columna “Las Verdades de Miguel”.

Evasión del conflicto

“… El Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia aprobó una resolución para la creación de los consejos disciplinarios de las policías regionales y municipales…. instancias asumirán funciones que hasta el momento ejercen las inspectorías de los cuerpos de seguridad….

… La diferencia es que serán entidades colegiadas en las que participarán personas postuladas por el Gobierno, el Poder Moral, las policías y la comunidad organizada…

… 30% deberá ser personal femenino… serán ad honorem y durarán 2 años en sus funciones…

… Podrán ser ejercidos por venezolanos o personas con más de 10 años de residencia en el país… de ser necesario, los miembros contarán con medidas de protección… Los consejos disciplinarios decidirán si la conducta de los policías constituye una falta o un delito… serán protagonistas de la depuración de los cuerpos policiales…” (Javier Ignacio Mayorca, El Nacional, 09/04/10).

A confesión de parte…

Quedan a la luz pública dos confesiones por boca y firma del actual titular del Minpopoinjust, Tarek El Aissami.

Ya ha sido conocida  y digerida desde hace meses su afirmación oficial referida al hecho de que más del veinte por ciento (20%) de los delitos son cometidos por funcionarios policiales; hace meses lo dijo y jamás ha tomado decisión alguna al respecto.

Ha escurrido el bulto, no se atreve a tomar decisiones, sea por incompetencia, cosa que hemos referido en notas anteriores, sea por componendas o por cobardía; el asunto es que Tarek El Aissami evade sus responsabilidades y nadie se las demanda o, por lo menos, lo destituye y nombra en el cargo a alguien con las calificaciones profesionales, el coraje personal y, sobre todo, ajenos a los compromisos y trampas que le impidan tomar las decisiones administrativas pertinentes.

Otro fracaso en puerta

Ahora Tarek El Aissami, el mismo que fracasó ayer y fracasa a diario desde su llegada al Minpopoinjust de la mano de Ramón Emilio Rodríguez Chacín, pretende que otros, un colectivo, tome las decisiones que él no está en capacidad o no se atreve a tomar; sin embargo, él seguirá cobrando su sueldo completo más las bonificaciones derivadas, Partida Secreta incluida; vehículos, escoltas y pare de contar.

Mientras, de acuerdo con la resolución, los integrantes de los Consejos Disciplinarios de las Policías Regionales y Municipales, de donde sólo el 30%  será del sexo femenino –siendo que en Venezuela estamos parejos en número  hombres y mujeres, no sabemos si se trata de algunos viejos valores políticos del partido Bath iraquí, o quizás del islám aplicados, o de una simple discriminación, ejercerán sus funciones, “…Trabajarán ad honorem…” y tomarán sus decisiones a “pecho pelado”.

Sólo  eventualmente: “… los miembros contarán con medidas de protección.…”

Ahora nos llama la atención

Las remembranzas del 11 de abril de 2002 de Miguel Salazar en su columna de hoy.

Un texto algo confuso y con encabezados de párrafos repetidos, al menos en la versión que consultamos por Internet con data 08 / Abr / 2010 8:01 pm.

 “… Estoy convencido que desde ningún bando nadie quiere una reconstrucción auténtica de este ominoso episodio de nuestra historia reciente…”.

Y un cierre de novela: “… ¿No creen ustedes que es un error resucitar ese disparate que fue el 11A?… parafraseando al periodista Paúl Preston:

… ¿Por qué perpetuar la división entre vencedores y vencidos? O hacemos justicia con todos o botamos tierrita y no jugamos más; vale decir: pasamos la página…”

Y recordamos

Las respuestas ulteriores a los eventos emitidas por el titular de la Defensa José Vicente Rangel Vale para aquella fecha: “… En conversación telefónica con El Nacional, el ex ministro señaló que Hugo Chávez está detenido y no ha renunciado, pero evitó hablar de un golpe de Estado. En cambio, afirmó que hubo ‘un pronunciamiento militar’ y advirtió que cuando se da una situación de este tipo ‘evidentemente se rompe el hilo constitucional’… 

… ¿Hubo golpe o no hubo golpe?… Obviamente que hubo un pronunciamiento de la Fuerza Armada que depuso al Presidente…

… ¿O sea que hubo un golpe de Estado?… Hubo un pronunciamiento de la Fuerza Armada que depuso al Presidente…

… ¿Por qué no lo califica como tal?… Eso es un problema semántico…

… Que todos podamos vivir en paz y en democracia. Eso es lo que yo deseo.” (Gioconda Soto, El Nacional)

Editorializaría El Nacional: “… Dos años de IMPUNIDAD… La conspiración semántica… Han transcurrido dos años de la masacre del 11 de abril y apenas hay ocho policías metropolitanos acusados por algunas de las 20 muertes. La comisión policial, saturada de tareas relacionadas con otros casos, apenas ha podido avanzar en las investigaciones… Los llamados pistoleros de Puente Llaguno gozan de libertad mientras el Ministerio Público intenta, sin mucho éxito ni ganas, regresarlos a prisión. A los familiares de las víctimas aún se les debe una respuesta clara, más allá de la mera discusión retórica…” (Domingo 11 de Abril de 2004)

En definitiva

A pesar de lo que se pretenda establecer como verdad conveniente, son muchos los venezolanos, víctimas o no, interesados en que alguna vez se investiguen los hechos del 11A y se condene a los responsables.

Haya habido o no haya habido Golpe de Estado, el problema es algo más que semántico puesto que una treintena de ciudadanos fueron asesinados y medio millar más fueron heridos; aparte de la destrucción de bienes y propiedades públicas y privadas.

Todo eso dejó el semántico problema con su secuencia de hechos desencadenados a partir del 11A; ese sobre los cuales hoy, a ocho años, por carambola se propone: “… O hacemos justicia con todos o botamos tierrita y no jugamos más; vale decir: pasamos la página…”

¿Qué es lo que se quiere decir?

Que ya los condenados por los hechos del 11A están en el proceso final de la confirmación de las espurias sentencias dictadas por tanto, ya está, ya habilitamos juicios, ya hay presos y ya hay condenados, dejemos todo como está.

Que en definitiva, al heredado estilo puntofijista, mañana, sea cuando se gane una mayoría en la AN, una Ley de Amnistía; sea cuando otro gobierno llegue al poder, bien se podrá intentar un perdón presidencial, y los condenados y ratificados, también saldrán a la calle: “… Botamos tierrita, no jugamos más y pasamos la página…”

Sacudiéndose de las responsabilidades de ayer y de hoy, en Venezuela hay expertos, unos directos otros indirectos, pero cada quien dentro su elaborado y depurado estilo.

Y los viejos en edad y experiencia, veteranos en las mañas, nunca disparan directo, lo intentan siempre con elaborados recochineos: Carambolas con piquetes, y por bandas.

Para algunos cadáveres insepultos que aún se agitan ya la edad les garantiza impunidad de por vida, y aunque algún arrepentido pudiere mañana intentar una de Pavaroti ante los medios o frente a un juez, dentro de Venezuela si es que alguna vez en el futuro existiera eso, o fuera del país, quizás le llegue primero “La Pelona” y asunto saldado para uno o algunos; pero no para todos, y son varios.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar