Opinión Nacional

Carlos Delgado Chapellín

Por desgracia para el país, al hablar de Carlos Delgado Chapellín hay
que hacerlo en tiempo pasado. Fue uno de los funcionarios públicos más
inteligentes. Honrados y eficientes de toda la historia de Venezuela.

Designado por la oposición (Copei) Fiscal Nacional de Cedulación, en
tiempos en que los pactos se respetaban y la honorabilidad era parte
de la vida política del país cumplió sus funciones a cabalidad y, con
el apoyo de todas las fuerzas políticas fue nombrado Presidente del
Consejo Supremo Electoral, cargo que ocupaba cuando fueron elegidos
Presidentes de la República Luis Herrera Campíns y Jaime Lusinchi, y
nadie pudo hacer la más mínima acusación de fraude o de ventajismo o
de todos lo que el país ha visto hacer con desfachatez en estos
últimos años en los que se han impuesto el fascismo y el militarismo
en Venezuela. Tiempo después fue Ministro de Relaciones Interiores,
durante el gobierno presidido por Ramón J. Velásquez, y el país entero
sintió que la política interior del momento estaba en las mejores
manos posibles. Cultor a ultranza de la amistad, Carlos Delgado
Chapellín ha sido uno de los últimos auténticos caballeros en un país
que ha perdido el sentido de la caballerosidad. Si los últimos
«rectores» que han presidido el Consejo Nacional Electoral hubiesen
tenido la décima parte de la honestidad de Delgado Chapellín, la
democracia no estaría condenada a muerte en Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba