Opinión Nacional

Carta a un alto asesor de Rosales

Apreciado Atilio*:

A riesgo de recibir las más despectivas descalificaciones, me permito enviarte unas reflexiones, de naturaleza objetiva y bien intencionadas.

Han transcurrido casi tres(3) meses del revés(Rosales dixit) electoral. Casi noventa días en los que-salvo dos actos discursivos-los venezolanos que apostaron a la opción representada por Rosales, han sentido diversas gamas de emociones demoledoras, una de las cuales es una amenaza letal para la psiquis humana: ¡la incertidumbre!

Tres meses de «arduo proceso de negociación»,para construir un andamiaje cupular, cuyos nombres no le dicen nada al país nacional , porque esos votos fueron producto de una coyuntura , en la que incidieron-entre otros detonantes-la decisión tardía de una opción unitaria , el enfoque eficaz de la campaña electoral , el coraje y determinación de Rosales y la movilización de miles de venezolanos que trabajaron y lo arriesgaron todo en medio de una gran desorganización, conductas prepotentes /soberbias o autocráticas de los «comisionados regionales zulianos» (quienes se creyeron dueños de la «piedra filosofal “ en materia política) y el vedettismo de lo que se llamó «el estado mayor maracucho», con su actitud sobrada , repuestas airosas y respuestas evasivas o despreciativas que le impidieron , no solo detectar los focos de perturbación que sabotearon la tan pregonada UNIDAD en los comandos regionales, sino también resolver conflictos , imponer orden , conciliar posiciones, transmitir valores tales como: la humildad , la honestidad , la comunicación efectiva y la escucha empática.

Tres meses durante los cuales , nadie sabe cómo se comen las promocionadas redes populares. ¿Quién las coordina ? ¿cuál es su metodología ? ¿quién le hace seguimiento y las evalúa ? ¿quiénes la conforman ? ¿qué estrategias han diseñado para la medición de impacto?

El pueblo es más sabio de lo que algunos politiqueros de oficio creen. Por eso, no se presta a este anuncio de naturaleza mediática y efectista que se suma a la lista de acciones que promueven un voluntarismo desordenado, el cual(como muchas otras iniciativas improvisadas), termina diluyéndose y generando más frustraciones en las bases.

Son muchos los antivalores que han terminado por generar una conducta autosaboteadora en el liderazgo opositor. Pero para no parecerte excesivamente crítica o en el peor de los casos resentida, te mencionaré aquellos que tu inteligencia y sentido común pueden validar:

1.-Una visión viscosa de lo que es un LIDER. El DRAE lo define como “aquél que guía», «Dícese de quien tiene seguidores».»Acción de dirigir , señalar el camino». Son muchas las definiciones y aproximaciones conceptuales del liderazgo , que las mismas han venido cambiando de acuerdo a los cambios mismos de la sociedad. Una de las últimas definiciones, que me parece extraordinaria por su sentido humano y trascendente es esa de que «El liderazgo consiste en transmitir a las personas su valía y potencial de un modo tan claro que lleguen a verlas en sí mismas».

El antivalor en esta aproximación consiste en que los que se autodenominan líderes en la oposición, trabajan en función de que sólo se reconocen a sí mismos con esa valía y potencial(narcisismo y egoestima),infravalorando la valía y potencial de sus eventuales seguidores. Por eso esa relación Líder-seguidores, se distorsiona ocasionando: resentimiento, frustración, anomia y apoyo condicionado o inercial.

2.-La concepción errada de la estructura de una organización, en la que se insiste en calcar una cadena de mando vertical obsoleta, pero además, disfuncional porque su representatividad reside en personajes que NO tienen resonancia ni gozan de la credibilidad y la confianza del pueblo. Sería interesante que- como prueba de fuego-los pusieran a hacer una pasantía en las zonas más empobrecidas del país, a convocar una manifestación popular en una comunidad o los sometieran a unas elecciones «por las bases». ¡El resultado de tales retos sería patético!

3.-Lo mediático vs. lo organizacional: Si no se crea una sala de Análisis Situacional» permanente, se forma al liderazgo comunitario para la participación eficiente y proactiva, se decanta el liderazgo «nominal» que insiste en medrar en UNT y se construye una AGENDA PARA LA ACCION, el porcentaje-actualmente mermado y seriamente afectado de UNT—se diluirá ante sus ojos, sin que puedan balbucear como excusa, que nadie se los advirtió.

Por último, estimado amigo, me permito dejarte para tu reflexión personal una muestra de la sabiduría oriental a través de un proverbio chino, que suelo compartir con los Participantes de mis Talleres de liderazgo : «Hay tres cosas en la vida que no tienen regreso: la palabra pronunciada, a flecha disparada y la oportunidad perdida».

Ojalá Rosales y su entorno puedan leer esto y con la humildad de los sabios, rectifiquen posturas, visiones, rumbos y antivalores. Lo deseo con espíritu fraterno y sentimiento venezolanista.

Saludos. afectuosos,
Rosa María Zulueta.**

*Atilio Maldonado, ex Rector de la Universidad del Zulia.

** Rosa María Zulueta es una prestigiosa educadora, experta en talleres de liderazgo.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba