Opinión Nacional

Carta abierta

Caracas, martes 2 de septiembre de 2008, décimo año de la revolución y último de la habilitante.

Sr. Presidente de la República B… B… Bolivariana de Venezuela,
Su despacho

Querido Apreciado Respetado Excelentísimo…
Presidente

La presente, que sale con rango valor y fuerza de sincero comunicado, es para decirle que tranquilo, no, no vamos por usted. No sabemos de dónde sacó usted semejante idea o, peor aún, quién se la ha ido metiendo en la cabeza de manera tan sañuda, debe ser el mismo (a) que le ha recomendado que use términos tan desgastados como piti yanki o siglo XXI.

Le escribo para ver si en algo puedo contribuir a serenar su atormentado espíritu aclarándole que si usted pierde estas elecciones, ni es usted quien pierde ni va a haber guerra. Respire profundo ¡Ohmmm! ¡Ohmmm! ¡Ooohmmm! e intente recuperar la sindéresis, relájese, recuerde que éstas son unas elecciones regionales, que su cargo no está en juego. Inspire… bote el aire (novayaser que si le digo que espire algún fanático iletrado me acuse de estar mandándolo a auto morirse).

El 23 de noviembre sólo vamos a tener elecciones –regionales-, es decir, unas ciudadanas (os) con proyectos de gobierno -regionales- que presentarán a lo que al mundo le ha dado por llamar “consulta electoral” para después a someterse a los resultados o, como también la llaman: la voluntad del pueblo. Como verá, no es con usted así es que nadie va a ir a arrancarle la cabeza para freírla en una paila de aceite, para hacer eso no hacen falta sufragios. Después de diez años (10) convocando elecciones y diciéndonos -cada vez que los números lo asustan- que viene la guerra, que lo quieren matar, que descubrieron un siniestro plan del Imperio (el gringo porque el ruso y sus atrocidades sí le parece chévere), ya usted debería saber que nadie quiere sacarlo de Miraflores, que sólo clamamos por gobierno, no mando, entiéndame bien, go-bier-no, o sea, que resuelva, pues.

Usted mismo lo dijo: “Ya nos ganaron el año pasado” y, aunque entonces le advirtió al mundo que si la oposición ganaba iría por usted, su casa, su cabeza, fíjese, todavía anda usted por ahí orondo y redondo con su testa intacta, vivito y amenazando con una cadena Le Mans.

Pierda el miedo, convénzase de que somos un pueblo (y en el concepto pueblo me tomo la libertad de incluirnos a todos los venezolanos) pacífico y muy poco dado a las guerras, los magnicidios o fritangas de cabezas.

¿No se ha dado cuenta de que el único que ve guerras y maldad en todas partes es usted? ¿No le da cosita? No sé si será muy imperialista recomendarle unas goticas de Rescue cada vez que sienta que vienen por usted. Deshágase de esa obsesión, convénzase de que el país entero, opositores o no, está buscando otras cosas como prosperidad, tranquilidad, seguridad, educación, sanidad, en fin, todo lo que se espera de un buen gobierno electo por votación popular.

Atte.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba