Opinión Nacional

Carta del diputado al Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica, Henry J. Hyde, al Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush

Carta del diputado al Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica, Henry J. Hyde, al Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush

Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica
Washington, D.C.

24 de octubre de 2002

Excelentísimo Señor
George W. Bush
Casa Blanca
Washington, D.C.

USA

Estimado Presidente Bush,

En estos momentos en Venezuela,el liderazgo de todos los sectores pro democráticos de la sociedad, incluyendo los genuinos partidos políticos, los sindicatos y confederaciones de trabajadores, las federaciones de cámaras de comercio, y las instituciones religiosas, han estado reunidas por dos días, en coalición con un grupo de militares activos de alto rango, los cuales solicitan la renuncia del Presidente Hugo Chávez y, además, que se realicen nuevas elecciones presidenciales. La mayoría de los medios de comunicación venezolanos está soportando este hecho, a pesar de que está recibiendo poca atención en los Estados Unidos de Norteamérica.

Esta amplia coalición pro democrática buscar rescatar a Venezuela de una dominación por parte de un Presidente quien, a pesar de haber sido electo democráticamente en 1998, ha tronchado tres cosas (a) la democracia política, (b) el bienestar y (c) la seguridad de los ciudadanos en los países vecinos que son democráticos, así como a los Estados Unidos.

El registro público está claro en que el Presidente Chávez ha hecho lo siguiente:

1. Violado la Constitución de Venezuela a partir de de 1999, su primer año en la Presidencia, en dos maneras fundamentales: al tener la Asamblea Nacional Constituyente, la cual tenía la función primaria de redactar una nueva constitución, usurpando los poderes del Congreso Nacional y la existente Corte Suprema de Justicia, lo que Chávez llenó la Asamblea Nacional Constituyente con sus afectos, quienes a pesar de haber ganado solamente el 42 por ciento de los votos, fueron misteriosamente colocados 93 por ciento de los asientos. El Gobierno de Clinton permaneció en silencio en relación a esto.

2. Forjado alianzas públicas con los países patrocinantes de terrorismo, incluyendo a Cuba, Irak e Irán y suministró desde Octubre del 2000 subsidio petroleo a Cuba, permitiendo al régimen castrista obtener más de 2 billones de dólares que usaría para apoyar el terrorismo.

3 Apoyado a organizaciones terroristas, las cuales atacan a países con democracias frágiles, incluyendo las FARC en Colombia y a grupos radicales anti democráticos buscando la desestabilización en Bolivia y Ecuador. Eso incluye ayuda clandestina para el Coronel Gutiérrez y radicales a favor de Castro, los cuales brevemente subvirtieron el gobierno democrático en Ecuador en Enero del 2000. El Coronel Gutuiérrez es, en los actuales momentos, un candidato líder para ocupar la Presidencia en Ecuador y muy probablemente seguirá el camino pro Castro tomado por el Presidente Chávez

El Gobierno de Clinton permaneció callado en cuanto a las acciones anti democráticas del Presidente Chávez. Este es el momento para que el Gobierno del Presidente Bush coloque estos asuntos factual e históricamente en claro: el actual régimen del Presidente Chávez es ilegítimo, ya que está basado en la violación sistemática de la Constitución venezolana en práctica desde 1999. El Gobierno del Presidente Bush debería declararse a favor de la coalición pro democrática y civil militar en Venezuela, la cuyal busca restaurar la democracia y debería pronunciarse ya.

Es resaltante que la coalición civil militar pro democrática en Venezuela ha enfatizado que bajo el Artículo 350 de la Constitución de Chávez, las acciones militares de «desobediencia legítima» y la asociación política y reunión de los partidos políticos, confederaciones y sindicatos de trabajadores, federaciones de cámaras de comercios e industrias y otros grupos de la sociedad civil venezolana quienes claman por la inmediata renuncia de Chávez, es totalmente constitucional y correcta.

En el vecino país Brasil, se realizarán elecciones presidenciales, el domingo 27 de octubre. En estos momentos el candidato favorito es el señor Luis Ignacio Lula da Silva, quien es un radical pro Castro, y por propósitos electorales se ha mostrado como un candidato moderado. Recientemente, muchos de mis colegas en el Congreso le escribieron una carta en la cual ellos le expresaban sus preocupaciones acerca de la asociación en un futuro a diez años del señor Lula da Silva con organizaciones terroristas en Latinoamérica, Europa y el Medio Oriente, con las cuales convino y organizó en una callada asociación con Castro. Asimismo, ellos expresaron su preocupación acerca de las últimas declaraciones del señor Lula da Silva, indicando unn interés en revivir el programa de armas nucleares en Brasil, el cual desde 1965 a 1994 no solamente perdió enormes recursos, que habrían podido ayudar a solventar problemas de los más pobres, pero que únicamente tuvo éxito en diseñar una bomba nuclear de 30 kiloton, la cual poddría ser rápidamente puesta a prueba si el programa se retoma.

Existe un prospecto real que Castro, Chávez y Lula da Silva, podrían constituir un axis diabólico en las Américas, que puede tener armas nucleares y misiles balísticos (los cuales Brasil ha desarrollado en 1990). Este es el momento de dar apoyo a la coalición pro democrática en Venezuela y ayudar a los ciudadanos de Brasil a entender la verdad acerca de Chávez, para evitar no cometer un error similar y seleccionen a otro radical pro Castro, quien no ayudará a los pobres, ni a su economía, ni vivirán en paz con sus vecinos democráticos.

Muy atentamente,

Henry J. Hyde

c.c. Excmo. Sr. Colin Power, Secretario de Estado

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba