Opinión Nacional

Carta del exilio en Perú a los estudiantes en huelga de hambre

Apreciado Julio Cesar Rivas y demás jóvenes que se encuentran en huelga de hambre a las puertas de la sede de la OEA en Caracas.

Hoy hemos decidido enviarles esta emotiva misiva desde nuestro exilio en la hermana República de Perú, a través de la cual queremos manifestar todo nuestro apoyo y solidaridad con la huelga de hambre que desde hace 14 días viene desarrollando un importante grupo de nobles jóvenes en distintas regiones de nuestro país, exigiendo que se permita la entrada a Venezuela de una representación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

Esta huelga de hambre muestra la cara pura y fresca de la Venezuela que solo exige respeto a la Constitución Nacional y a los derechos de todos los ciudadanos por igual.

Muestra el rostro de un país que con ilusión y esperanza anhela un futuro mejor para toda su gente, donde se coloque de lado el odio, la violencia, los atropellos y la diatriba estéril que fomentan quienes no creen en la pluralidad y diversidad de pensamiento.

Pone en evidencia la capacidad de lucha libertaria y tenacidad que caracteriza a quienes repudian enérgicamente el que en Venezuela se persiga a los ciudadanos por sus ideas disidentes, se les encarcele o condene al forzoso destierro, utilizando para ello el aberrante control que un grupo ejerce sobre todos los Poderes Públicos de nuestra nación.

Esta heroica huelga de hambre enarbola las banderas de la paz y la reconciliación nacional, pero también sirve para alzar la voz fuerte de un pueblo que exige libertad para todos sus presos políticos.

Hoy ustedes representan el clamor de todo un pueblo que a diario llora a sus familiares muertos en manos del hampa desbordada en cualquier región del país; a quienes aspiran un empleo digno que les permita llevar el pan de cada día a sus hogares en medio de una brutal inflación; representan a quienes deben sufrir los constantes apagones o deficiencias en el suministro de agua potable; a quienes se ven en medio de los malos manejos de sus ahorros depositados en bancos controlados por amigos del gobernante de turno; representan a los ruleteados en los hospitales públicos que adolecen de insumos básicos; a los que exigen presupuestos justos para sus universidades, gobernaciones o alcaldías; también a los que exigen respeto a la libertad de expresión y a la prensa libre; representan a los sin techos, a los engañados, a los defraudados, a los olvidados por la Revolución Bolivariana.

Admirados jóvenes, hoy ustedes representan a la VENEZUELA DECENTE, que gracias a Dios es la mayoría.

“El que no la debe, no la teme”. Si no hay nada que esconder en nuestro país en materia de respeto a las libertades ciudadanas, no se debería impedir la entrada a Venezuela de una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que pueda constatar lo que realmente acontece en nuestra nación.

Al pueblo venezolano, a los gremios profesionales, ong´s, personalidades, partidos políticos, le hacemos un llamado a no dejar solo a nuestros muchachos, a acompañarlos en esta jornada cargada de valores que solo se inspira en la posibilidad cierta de vivir en democracia y libertad.

Dios los bendiga e ilumine.

Atentamente

Oscar Pérez

Nixon Moreno

Carlos Ortega

Didalco Bolívar

Manuel Rosales

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba