Opinión Nacional

Cartas duras sobre el CNE

Sería temerario, el asumir la tesis, por anticipada, de que el nombramiento de 4 de las fichas oficiales del chavismo como principales en el CNE tienen la finalidad explicita de preparar una trampa para garantizar, a través de la reelección de Chávez, la continuidad al saqueo y linchamiento moral al que está siendo sometida Venezuela.

El golpe, consumado con este reguero de rocas en la propia boca del estómago de los adversarios del gobierno, no se encuentra exactamente en lo que puedan hacer las autoridades del régimen para alterar los resultados electorales; el mandado gobiernero se concentró y se explaya en sus efectos desde el momento mismo que se hacen las designaciones.

El de hinchar de expectativas al país con un juego macabro y deliberado de silbosos vientos de cambio de la estructura electoral con el fin de amagar en las esperanzas de la vapuleada confianza de la ciudadanía en el sufragio, formó parte esencial de la coreografía dictada desde Miraflores.

Danza ensayada hasta los huesos por la respiración corta, de rancho, envuelta en sus mil veces mostrada bastardía sudorosa, temerosa y cobarde. El libreto podría escribirse con facilidad titulándolo “Chávez busca desesperadamente contendor que se deje ,con el aviso, caer a la lona”. Le teme con horror competir solo.

Desde luego, que el diseño prepagado obró al instante para sembrar un hondo barranco a la ya abonada desconfianza en el árbitro con el propósito de degollar al menos en 2 mitades a la oposición: una, que participe sin chance alguno para desbarrancar al “Narciso” que le sirva a su vez de fábrica legitimadora y dos, la abstencionista, conflicto que ha tomado previamente tanto cuerpo que se desliza con toda la pinta de no poder ser superada jamás.

En mi opinión, se equivocan los que piensan que el CNE va a confabularse para a montar una trampa. Ello no es tan fácil como la gente se simplifica para así sentenciarlo. Pero también, por el hecho cierto, que manufacturar una estafa a estas alturas, implica riesgos que si les complicaría las cosas peligrosamente. El daño que deseaban infligir , insistimos, estuvo en los nombramientos como trueno explosivo de deflagración de la unidad de sus adversarios.

Es del todo seguro, por la misma razón que el señuelo para dividir es la conformación del poder electoral mismo, que ellos van a ceder en lo fundamental en las condiciones electorales para que solamente una porción de los opositores acceda a la convocatoria.

De manera que el problema de la oposición que perseverá en el voto, será la de convencer a los que ya se han dejado derrotar de antemano de la factibilidad que de ir en bloque es posible desplomar a Chávez. Si esto lo cree el propio chavismo, parecería absurdo que quienes lo combaten no lo intenten para lograrlo.

No obstante, consideramos que para conseguir esa meta, se debe comenzar por cambiar de química en lo vínculos con los recién electos poderes electorales.

Vemos como urgente para sintonizar a esas dos fracciones opositoras y de la ciudadanía, que en boca de los precandidatos y sus comandos se invierta la idea del beneficio de la duda y de esperar sus actuaciones para juzgarlos.

No, por el contrario, hay que someterlos de una vez a la explicita desconfianza de que no se cree en ellos por conocer el motivo con que se fraguó su elección. Que se llamará al país para organizarse en torno a la abstención en protesta abierta a su sospechosa alineación política.

En función del emplazamiento sobre estos criterios, se obligará al árbitro a purificarse y a que tomen la iniciativa de convencernos de que si vale la pena votar.

Presentarse desgreñados bajo las dos fórmulas, si seria para la oposición la taza de chocolate que en la punta de sus lenguas ya prematuramente comenzaron a saborear en Miraflores.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba