Opinión Nacional

Carter, please dont go

Consideré en un principio la visita del ex-presidente Jimmy Carter tan inútil como la convocada mesa de diálogo, dado que dicho diálogo es tan provechoso como los llamados cursos prematrimoniales; en virtud que eso de sentarse a escuchar hablar a un cura de vida marital tiene el mismo sentido que sentarse con éste gobierno a dialogar y concertar.

Sin embargo, comencé a dudar, al constatar el milagro que acaba de realizar Carter en Cuba, tras conseguir que se celebraran elecciones libres, producto de una plural campaña electoral; algo que lucía imposible, al menos con Fidel en vida.

Así las cosas, el ex-presidente norteamericano llega a Caracas y en menos de 24 horas realiza su segundo milagro del año; al lograr suspender el programa Aló presidente; lo que no consiguieron ni Orlando Urdaneta el conserje de la sociedad civil, ni las Spices Girls (Poleo, Pacheco, Salazar y Colomina), ni los comacates parte
II.

Sin embargo, me he enterado que la comitiva de Carter, trae de contrabando agentes de la CIA, encargados tanto de cambiarle las pilas a los micrófonos instalados en Miraflores, así como de reorientar la antena parabólica ubicada en el techo del palacio, la cual fue jamaqueada el 11 de abril, y desde entonces Condoleezza recibe una señal borrosa de todo lo que allí sucede; pero esos son asuntos de inteligencia propios del tan diplomático, como discreto embajador Shapiro. Del mismo modo, sé que en la apretada agenda de Carter, está prevista una visita al INARGOL (Instituto Nacional del Rumor y del Golpe), seguro que encontrará allí las mismas evidencias que halló cuando visitó el Centro de Ingeniería y Biotecnología de Cuba.

Carter, durante su mandato logró los acuerdos Torrijos-Carter para la entrega del canal de Panamá, le tocó lidiar con la crisis de los rehenes en Irán y la invasión soviética en Afganistán, en lo interno enfrentó un desabastecimiento energético y un alza de la inflación y hasta le dio por boicotear los Juegos Olímpicos de Moscú; así como también sabemos que nunca le faltó el respeto a las pasantes de la Casa Blanca por lo que deducimos que se trata de un hombre serio; en ese sentido estoy seguro que desde ya estará usted buscando hacer algo por la mancha negra, por la cola para subir a los tribunales en la esquina de pajaritos, por la clasificación de la selección de fútbol para el mundial 2006 y porque Yolanda Moreno cambie la coreografía de sus danzas nacionalistas. Si todo lo antes mencionado le resultare a usted muy difícil de solucionar; ¿podrá al menos organizarnos un «marielito» como aquél que en 1977 usted le brindó a quienes huían del mar de felicidad cubano?
En lo que respecta a nuestra crisis de gobernabilidad, no se preocupe Mr. Carter, que los venezolanos sabemos muy bien como es el maní democrático; dado que no será la primera vez que destituyamos a un presidente que pretende gobernarnos al margen de la ley.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba