Opinión Nacional

Ceguera

“No hay peor ciego que el que no quiere ver” reza una frase proverbial muy popular en Venezuela. Se refiere a aquellas personas que hacen gala de una terquedad irracional, y se niegan a ver o admitir lo que todo el mundo les señala, pero que contraría sus ideas o sus intereses.

En esa frase proverbial se emplea el vocablo ciego con un valor metafórico. Ciego, dice el DRAE entre otras cosas, es el “Privado de la vista”, es decir, el que padece de ceguera, sustantivo este que deriva del adjetivo ciego. Se trata, desde luego, de un mal de carácter físico, o mejor, fisiológico, que afecta a uno de los sentidos fundamentales, como es el de la vista. Pero la ceguera a que se alude en aquella frase proverbial no es de ese tipo, sino mas bien de carácter moral, una forma de conducta que le impide a la persona que de ese modo se comporta actuar racionalmente.

La citada frase proverbial no figura en el DRAE. Pero sí aparecen en él varias acepciones del vocablo ciego que de alguna manera hacen referencia al significado metafórico de este: “2. Poseído con vehemencia de alguna pasión. Ciego de ira, de amor. 3. Ofuscado, alucinado. 4. Dicho de un sentimiento o de una inclinación: Muy fuerte, que se manifiesta sin dudas (…)”.

La ceguera moral es, en todo caso, un mal a veces tan grave y perjudicial como la ceguera física. Quien actúa a ciegas, sin obedecer a la razón, sino al capricho, a la pasión desenfrenada, a sus intereses egoístas, no sólo se hace mal a sí mismo, sino que también puede dañar irreparablemente a otros, que bien pueden ser otras personas, grupos colectivos o incluso determinadas instituciones y hasta la sociedad en general. Los gobernantes o políticos, los altos funcionarios, los dirigentes en cualquier área de la sociedad, que actúan con ceguera y se dejan dominar de ese modo por un voluntarismo irracional, no saben todo el daño que son capaces de hacer.

Ceguera deriva de ciego, y este proviene del latino caecus, que significa lo mismo.

INSÓLITO

Recientemente el noticiero electrónico de GLOBOVISIÓN, que suele ser bastante bueno, registró la noticia del fallecimiento del eminente escritor mexicano Salvador Elizondo. Es encomiable que los medios de comunicación dediquen algún espacio a las informaciones de carácter cultural, que comúnmente parecen no ser noticias para la mayoría de los periódicos y noticieros de radio y TV, demasiado ocupados en los asuntos de la política, el deporte o la farándula, al parecer mucho más importantes que las artes o la literatura.

Lo lamentable en este caso es que la luctuosa noticia apareció dentro de la sección de Entretenimientos. No es la primera vez que esto ocurre en el mencionado noticiero, ni la primera que yo me haya referido a semejante exabrupto. ¿Cómo se podrá hacer comprender a los responsables del noticiero que tal cosa no sólo es una muestra de ignorancia y de insensibilidad, sino también un irrespeto a la memoria del fallecido, a sus familiares y amigos y, en última instancia, al público?

Oiga de lunes a viernes, a las 11,10 a.m., el micro CON LA LENGUA EN ONDA, por RADIO ONDA 107.9 FM, la superestación, en el programa de Mari Montes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba