Opinión Nacional

Censo y estrategia de poder

Qué equivocados estaban los ciudadanos que abrigaban esperanzas que el gobierno en su estrategia de reproducir el poder, se abstendría de utilizar políticamente el Censo de Población y Vivienda 2012. Confiados tal vez, pensaron que el MAS renunciaría al pretendido control político de las regiones en las que le ha sido adversa la votación en las últimas elecciones generales. No percibieron que la estrategia gubernamental estaba ya preparada, y que el ajuste del resultado censal, constituía parte del plan; además, ideal para inflamar conflictos y distraer la atención ciudadana. No otra cosa explica que los resultados del INE anunciados preliminarmente por el presidente Morales, hayan sido modificados asignando mayor cantidad de habitantes a los departamentos en los que el partido de gobierno obtuvo una favorable votación en las pasadas elecciones. Esta alteración entregará más curules y mayor cantidad de inversión pública para los afines al MAS.

Pero esta sola tarea no parece suficiente, en la maquiavélica estrategia tejida por el gobierno, con seguridad ya se ha pensado en la utilización del Órgano Electoral como instrumento político, el que en base al censo deberá establecer nuevas circunscripciones electorales. Será en esta circunstancia en que éste asigne una mayor cantidad de representantes a los territorios en los que las preferencias ciudadanas beneficien a Evo Morales.

Luego, el rediseño electoral deberá ser aprobado mediante ley. La Asamblea Plurinacional, sin objetar, avalará la desproporcionalidad. La sobrerrepresentación permitirá al MAS obtener una amplia ventaja parlamentaria, perversidad que imposibilitará a la oposición lograr la cantidad necesaria de representantes para impedir que el partido de gobierno asuma nuevamente el control de la Asamblea Plurinacional, en la próxima gestión de gobierno.

Finalmente, un margen de error del 3.49%, resultante de la disminución de 360.000 ciudadanos en el ajuste censal, no encaja dentro de los parámetros normalmente aceptados, peor aún, cuando en departamentos como Cochabamba este error supera el 9%, y donde se presume que el recorte de habitantes se ha realizado para favorecer el voto en el campo. En Santa Cruz el error es del 4,32%, del mismo modo en otros departamentos en los que las preferencias electorales resultan adversas al partido de gobierno. Sin duda, el ajuste ha generado incertidumbre y ha quitado, una vez más, credibilidad al presidente.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba