Opinión Nacional

Chávez no duda que cae

Como evitar su desplome súbito es lo que se ha convertido en su obsesión. Vive buscando desesperadamente una situación de confrontación que le permita justificar la imposición de un cambio de régimen, porque aunque les parezca un chiste sórdido, Chávez cree que él debe decretarse un poder mayor aún, para esclavizarnos a su maldita ideología de miseria y paz de sepulcros.

Quienes lo tienen por “inteligente” no deberían dudar que, como sobrado ladino que es, él por lo menos ya sabe que está quemando sus últimos cartuchos.

Porque todos sabemos que aunque le den pataletas de malcriado, o apele a los mas floridos ridículos sentimentaloides, para hablar de su amor al pueblo, esta tragicomedia la sobreactúa justo en el momento en que le saca el mondongo a la gente y le baila un joropo en la cabeza, con su economía vudú de devaluaciones de 100 % y deja que el hampa y su barbarie desbocada sea quien realmente gobierne, mientras que sus funcionarios rojitos aceleran, al ritmo merengue, su única eficiencia conocida…la de robarse hasta las pocetas de las oficinas públicas.

Chávez solo espera un “carmonazo” para volver al poder dos días después e imponer un régimen que haría parecer el actual como un paraíso terrenal. Por eso es bueno advertir que quien ande planeando esa vaina, que sepa esta vez no confiar en ilusos autoproclamados, en mesías entalcados, ni en cogotudos representantes de intereses de la “Venezuela Compañía Anónima”. …Solo puede confiarse en las multitudes en la calle, ahora ya escamadas por lo ya vivido.

El irresponsable golpista y magnicida del 4 de febrero del 92, que luego pusieron y ratificaron en Miraflores, sabe perfectamente que ya no tiene más combustible para la simulación populista y democrática. Debe pasar a OTRO REGIMEN, de dictadura abierta y necesita a unos chambones que le hagan el favor de darle su “Bahía de Cochinos”, su “12 de Abril”, ”su paro pacífico indefinido” “su rebelión militar de discursos en plaza pública” o por lo menos sus bucólicos “referéndums blindados, con Carter ” “ sus cobros con Tarjeta Negra” “o victorias opositoras que él pueda desconocer olímpicamente y llamarlas pírricas y mierdas” porque si no le brindan el chance de batear duro el flaycito lanzado por improvisados , el deberá fabricar entonces su propia “Malvinas”, aunque un operativo como el del general argentino Galtieri representan un altísimo riesgo, porque existen altísimas probabilidades de rotundo fracaso, si emprendiera una aventura militar que se lo llevaría por delante al final o en medio de ese recurso desesperado de aferramiento al poder.

Los simplistas siempre creen que uno anda proponiendo golpes o atajos para salir del gran apagador-devaluador- hambreador. Nada más falso: vuelvo a repetir que si un pronunciamiento militar ha de darse como expresión del estallido de instituciones sometidas a tensiones inexorables y ser parte del decorado de la crisis de poder, que puede presentarse como la abril de 2001, lo único que decide la suerte de esta nación NO ES un salvador, sino el repudio general de la población en la calle, que paralice todo plan represivo, toda maniobra de sobrevivencia, todo traspaso tramposo de poder, toda supuesta solución en manos de testaferros del famoso diálogo y reconciliación.

No esperen ni nombren lideres, las crisis los producen a granel. No los presentarán antes por TV, no los invitan a opinar sobre lo que viene, ellos sencillamente aparecerán para explicar lo que sucedió ya en firme…

Chávez debe irse y con él su corte de malandros. Si el chavismo quisiera sobrevivir políticamente y no provocar unas matanzas por las que se les recordaría primordialmente en su hora agónica, deberá convencer a su jefe que sencillamente se vaya, que renuncie, que se convoque a unas elecciones anticipadas pero que deben ser transparentes: con un CNE de consenso nacional, un REP auditado hasta los tuétanos por la oposición, la prohibición explícita y garantizada de no usar fondos ni recursos públicos de peculado, para imponer ventajismos y por supuesto no permitiendo hacer elegibles a los responsables de estos desmanes contra la república.

Hay supuestamente varias maneras de ser “demócratas”. Pero distingamos entre formas y contenidos. Incluso hay líderes de opinión opositores que acreditan también a Chávez una condición de presidente demócrata.

No puedo imaginar un ejercicio mayor de voluntad democrática, que terminar cuanto antes con un repulsivo desgobierno que nos liquida como nación para vivir de cualquier manera civilizada.

Los grandes medios privados de comunicación han dirigido la oposición venezolana desde el primer día de Chávez. ME CONSTA. Son ellos los que designan nuestros dirigentes y plebiscitan las ideas, tesis, programas y expositores que deberán ser reconocidas como las oficiales y representativas por no decir legítimas.

No me angustia carecer de pantallas ni de titulares periodísticos, para decir estas verdades elementales, lo que quisiera es ver que quienes las tienen digan de una vez que NO PODEMOS esperar por los calendarios electorales de este régimen ya purulento.

Como no lo dirán, imagino que seguirán es esta “lambada” con el gobierno.

Lo de “lambada” no es casual como escogencia de ritmo para pintar lo que bailan… es algo así como un “entrepierneo”, solo que a muchos ya nos cansa ver ese mismo tumbao, sin ton ni son desde hace tanto, que ni nos excita ni vemos que excite a nadie… el gobierno de Chávez y la llamada oposición bailante parecen dos drogados exánimes en su trona: lucen casi como insepultos, intentando irradiar un halo de vida o de esperanza, de la que por supuesto carecen.

Resumamos:

A Chávez no le convienen esos apagones de toda la noche, la conspiración actúa en las tinieblas…puede despertase en una celda iluminada al “despuntar el alba” o en otro país como su amigo el sombrerúo de Honduras.

Y en este año en que allanarán a muchos, a mí que me registren porque soy lo opuesto al conspirador, digo lo que pienso y propongo formalmente que el país entero le diga a Chávez que se vaya, que nos obstinó, que a su pea bolivariana se le acabó el disfrute porque tenemos que reconstruir los estropicios de ventolera que deja.

Solo a insensatos, a cínicos aprovechadores de siete suelas o a ignorantes sin remedio, se les puede ocurrir creer que esta fanfarria de desorden y ruina puede seguir para y que construyamos “el hombre nuevo” que se parezca al Che, o que “salvemos la humanidad derrotando al imperio” como pregona Chávez y sus corifeos en su rasca ideológica interminable.

Las ironías de la vida es que la moneda del imperio termina siendo la que le pone música fúnebre a su gobierno. ¿Por qué si Chávez es tan guapo no abandona la “paridad múltiple” con el dólar y declara que un bolívar vale igual que el dólar y vende en mercado libre todas las reservas de moneda imperial?

¿Cuánto más deberá costarnos, que estos bolivarianos entiendan, que mas allá de usar la moneda para especular, enriquecerse, despilfarrarla y regalarla, ella constituye el símbolo y pilar de toda una sociedad y que la debacle del viernes rojito encendió la mecha de la explosión final del experimento lumpen del chavismo?

Proponemos que Chávez resuelva su duda. Hagamos que se vaya.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba