Opinión Nacional

¡Chávez, piénsalo bien!

Es un hecho ya conocido, que una cierta desesperación se ha apoderado de la psiquis del Presidente Chávez luego de los asombrosos resultados de las elecciones de diciembre de 2006. La muy sospechosa votación alcanzada por él y la aun mas sospechosa santificación del proceso por parte del candidato opositor, activaron un desaforado afán de acelerar el libreto escrito por el verdadero Comandante en Jefe de éste proceso: el cadáver insepulto cubano. Sin embargo, los largos años de vida democrática que hemos conocido los venezolanos han generado poderosos anticuerpos capaces de enfrentar la infección totalitaria que cual cáncer terminal amenaza hacer metástasis. El envalentonamiento retrechero y retador de la hinchada vanidad de Chávez le ha hecho dar dos decisivos pasos en falso: Cerrar RCTV e impulsar una reforma constitucional que en forma fraudulenta e ilegal modifica la estructura y principios fundamentales del texto constitucional. Por lo que sería nula de nulidad absoluta al usurparse la autoridad del Poder Constituyente.

La obsesión de aplastar las voces opositoras y disidentes para eternizarse en el poder, conlleva un riesgo muy grave para alguien cuya mayor fortaleza es igualmente su mayor debilidad: la emocionalidad. Los papelones que ha tenido con la Comunidad Andina, el MERCOSUR, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Rusia e Irán, etc., en el plano externo y en lo interno sólo queremos referirnos al hecho demasiado abultado para evadirlo, que en menos de quince días, su Jefe del Estado Mayor Presidencial y su Ministro de la Defensa han dejado muy en claro, con todas sus letras que piensan que nuestro Presidente Constitucional y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, es insincero, ególatra, egocéntrico, irresponsable, incapaz de definir la ideología que está proponiendo imponer e ignorante de los males que nos puede causar ese socialismo pirata. El General Muller usó un lenguaje descarnado y el trisoleado Baduel uno más críptico, indirecto pero frontal y contundente sin deslindarse del chavismo. Demostraron que nadie en el mundo sabe a ciencia cierta en que consiste el manoseado “socialismo de siglo XXI”. Entonces, ¿Como puede imponérsele a nuestra nación esa ideología en la constitución? ¿Sería esto algo serio y responsable? Y sí el señor Presidente incurre en cometer, con la complicidad de sus subalternos de los otros Poderes Públicos, un fraude constitucional, al que tratarán de maquillar con la mampara de un referéndum aprobatorio manejado por los rojitos del CNE, ¿ No estaría autorizando al pueblo y a la misma Fuerza Armada a activar el derecho a la rebelión establecido en el artículo 333 de la constitución?.

Si ya, en reiteradas ocasiones ha pretendido justificar sus aventuras golpistas del año 92, diciendo que el gobierno de ese entonces 2 traicionaba los intereses del pueblo y que el país se hundía en la corrupción, ¿ Cual sería el mensaje para la oficialidad militar que hoy ve como se busca instaurar una dictadura personalista mientras el saqueo de las finanzas públicas no tiene precedentes en la historia?. Por buscar un mandato vitalicio etéreo puede arriesgar los seis años asegurados de éste período que apenas está comenzando. Y justo cuando la crisis económica, de abastecimiento y el volcán de la corrupción están por hacer erupción. Por eso le decimos. ¡Chávez, piénsalo bien!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba