Opinión Nacional

Chávez, ¡resucitad!

La interrogante del Rey, ese, el del imperio español, ¿Y por qué no te callas?. El referéndum de diciembre; la negación a su propuesta de mandar hasta el término de su existencia, las travesuras de Emanuel, que le hicieron crecer la nariz, la indefensión de los venezolanos y los que no lo son pero que por acá en nuestras tierras andan, mejor dicho desandan, la ausencia de comida, o sea, de caraota, carne, leche, arroz, azúcar, el abandono de las vías, los problemas de la salud, el papel sanitario –lo cual parece ser muy claro, si no se come, no se usa – la protesta diaria legitimada y transparente, y más hasta llegar a una nuevo momento de su ya agitada vida, donde nadie le teme, ya no asusta, no se le cree; Tascón, el laberinto de su socialismo, indefinible, inaprensible, invisible, el totalitarismo de su PSUV, fundamentalista antes de nacer; el interés de los primeros tiempos sobre su personalidad y su revolución, hecho indiferencia , abandono, y centro de la crítica que lo cuestiona; descubierta su postura contra el imperialismo, de quien es aliado de excepción que legitima las conductas hegemónicas de aquellos, con sus inútiles armas de la verborrea coprolálica, a quienes se acusa pero de quienes se vive…, en fin y muchas mas cosas, muchas, entre las cuales debe incluirse con justicia la conducta magistral de Tal Cual, la habilidad política de Manuel Rosales, la labor de sus ex, entre quienes destacan su ex -esposa, ex ministro de defensa, su ex Podemos…todo eso y más, los estudiantes en la calle, y, por si eso fuese poco, la ilustre mediocridad de sus secuaces, etc., ha provocado un descenso acelerado del presidente, de HRCHF, que hasta Heinz Dietrich y JVR reconocen, el primero con el cuidado de un tío alemán intelectual, el segundo con la ondulada ubicuidad de siempre.

A tal punto era verdad todo aquello que en uno de sus arrebatos, gritó vendrán por mí, era su propia conclusión pues la oposición ganaría las elecciones del Táchira, Zulia, Miranda, Distrito Capital, Anzoátegui, Carabobo…Lucia tembloroso, autoacorralado. Los venezolanos normales creían que esta confesión, que la oposición ganaría esos estados y en otros, Mérida, por ejemplo, pero también posible en Falcón y en Lara, era absolutamente racional. Se iba más lejos en la inferencia. La sociedad empieza a rechazar la actitud del presidente y los estudios de opinión daban y dan cuenta de su descenso. Pero, ah!, siempre peros, pasada la euforia natural de la derrota a Chávez, las apetencias burocráticas, el hambre de poder y su miseria, la irracionalidad y las obsesiones personales, se han apoderado de buena parte -quiero decir, de la peor parte – de la oposición, que en ese empeño manda al infierno la racionalidad, pero también la ética política. También la moral elemental. Deslindemos esto.

Quisiera empezar por esto último, la moral elemental. Este es un grupo que hasta el último momento ha maldecido, detractado, a quienes se han enfrentado a Chávez por la vía democrático formal, abstencionistas por la inviabilidad del CNE, maldicientes porque quienes participan negocian en la obscuridad para que HRCHF se mantenga en el poder y ellos se beneficien de las migajas. Rosales habría ganado la presidencia; en el referéndum de diciembre los resultados serían de mas de tres millones de ventaja… y más y más “denuncias” y ni una prueba. Ahora aspiran como hipopótamos disfrutar los placeres de la charca de lodo y estiércol que habría servido de muelle cama a Teodoro, Rosales, Leopoldo… etc. Debo confesar que si me ocupo de estos gargantúas del poder de geobeliana voz, es porque están allí, porque están presentes y porque necesario es, como ayer, ignorarlos para avanzar. Recuerde, caro lector, a Súmate, a Escarrá el buen gordo que alimentó a Chávez de su sabiduría. Oswaldo, obtuso y prepotente y no faltan “comunicadores” que desde sus programas compiten por ser mejores que La Hojilla.

¿Pero qué ocurre con los otros? En enero se suscribió un acuerdo entre nueve partidos o grupos de la oposición, cuyo propósito superior era un consenso para que a quienes se elija respondan a un liderazgo legítimo. AD, COPEI, Causa R, MAS, Proyecto Venezuela, Un Nuevo Tiempo, PJ, Bandera Roja, Alianza Nuevo Pueblo, creo exactamente son los suscriptores en Caracas. El documento está relativamente bien escrito, colmado de buenas intenciones. En otras partes se repitió la “historia”. Pero, la realidad es profundamente como es. Este acuerdo funciona, si así llamar se puede, como si se tuviesen sus firmantes (no la totalidad, sea bueno decirlo) una gran presa y hay que devorarla. Para emplear una analogía sobre la distribución del presupuesto de las universidades, de Mayz Vallenilla, es la noche de los mordiscos. Por si esto fuese poco, algunos otros no suscriptores directos, como el alcalde de San Francisco, Sadi Bijani y como él muchos otros, entran en el juego exigiendo la mejor tajada.

¿Por qué ocurre esto? Van algunas razones. El documento suscrito es un testo Light, que si bien aparentemente ni huele ni hiede, sus consideraciones son estrictamente formales. Su visión de la historia un cuento adeco. Lo que viene luego, pudo bien simplificarse y no emplear las l760, o algo así, palabras para llenar espacios y, en su lugar pudieron haber suscrito y jurado así: “nos comprometemos a cumplir con la constitución”. Naturalmente con este tipo de consenso no hay consenso, salvo el de repartirse el poder sin proyecto alguno, de la misma manera que hizo Betancourt, Caldera, Jóvito, quienes no sólo dejaron fuera a los comunistas, verdaderos héroes contra Pérez Jiménez, sino que echaron al infierno las ideas fundamentales de justicia social, de equidad, de transformación, lo cual, de una u otra amanera alimentó tanto la miseria de Betancourt, cuanto la desgracia de la izquierda que execrada, casi de inmediato, se refugió en las guerrillas para retomar sueños. Esta falla es el alimento del poder; pero, como acá la piñata tiene mas aristas apalearla reclama de mas palos. Para el pacto de punto fijo, el negocio era el reparto de todo entre todos, pero donde la mayor cuota correspondía a los factores mas conservadores, reaccionarios es exactamente la palabra, ubicados en AD, COPEI, en muy menor grado en URD, que es echado del juego, en Fedecámaras, las cúpulas militares, la Santa Madre Iglesia, también circunstancialmente las universidades, mientras el acuerdo de hoy, de este 23 de enero de 2008, es mucho mas excluyente, digo mejor es esencialmente excluyente político, donde el resto del país, independientemente de sus interés es ignorado. Los estudiantes, cuyo rol es decisivo en el momento, ni siquiera convidados de piedra. ¿Los demás…?.

Si la exclusión del documento es visible, también lo es el vacío teórico. No se trata solo de derrotar o salir de un malcriado, malhablado, grotesco, grosero, etc., sino que la cuestión es enfrentar un proyecto informe pero que de alguna u otra forma (dólares, limosnas, misiones…) tiene asideros ideológicos que reclaman ser cuidadamente estudiados para dar las respuestas adecuadas. Y aquí la oposición, eso que así se llama, tiene un gran vacío que urgentemente demanda superar. Se objetará que la única manera de firmar ese acuerdo entre grupos sui generis como PJ, de la cual nada sabemos, nada, de un NT que se asume como democracia social, de la cual la inmensa mayoría nada sabemos, de AD y COPEI fósiles sin destino, esperanzados en la resurrección, la Causa R., tan lejos de su creador, Alfredo Maneiro, tan cerca del vacío, etc., se sustenta en el reparto de lo posible. Pero he aquí que aún en eso se presentan severos vacíos.

Porque, ese reparto, así como dicen, pragmático, debe pasar cuando menos, por una evaluación de la gestión de quien seguir o proseguir quiere. De su capacidad. De su idoneidad para el ejercicio y funciones que desempeñar le corresponderían. De una metodología idónea para seleccionarlos. Tal vez el ejemplo de Hilary y de Barak sea bueno, al menos para saber qué diablos quieren hacer con nosotros que HRCHF no haya desecho. Con la ciencia, las montañas, los ríos, los lagos, el arte, la vida…qué diablos van a hacer…hasta ahora de su alaridos por el poder se oye: Chávez, ¡resucitad!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba