Opinión Nacional

Chávez y el escondite inglés

Cuando éramos niños jugábamos escondite inglés (no está en el catálogo de PlayStation). Tal diversión consistía en que mientras alguien contaba: “1,2, 3, pollito inglés”, de espaldas a los demás jugadores y con la cabeza pegada a una pared, estos trataban de moverse lo más rápido posible hacia ese muro. Ganaba quien llegaba primero sin dejarse ver mientras se movía. A quien el que contaba lograra verlo moverse, quedaba eliminado.

Pues esta parece ser la estrategia que Hugo Chávez ha diseñado (o le han impuesto los sátrapas de La Habana), quizás recordando su infancia feliz como hijo de funcionarios públicos militantes del partido del doctor Caldera, para contrarrestar su derrota del 26 de septiembre pasado. Al perder las mayorías calificadas de los 2/3 y los 3/5 de la Asamblea Nacional que se instala el próximo 5 de enero, ha querido que todos los venezolanos nos quedemos paralizados mientras el continúa la destrucción social, política, económica, cultural y lógica del país. Digo hasta lógica porque en su enrevesada interpretación de la Constitución nos ha dicho que donde ésta dice negro en realidad quiere decir blanco y donde dice democracia significa  dictadura.

Entonces, el primer comediante está de espaldas al país y cuando voltea debemos inmovilizarnos. Quedarnos cual estatuas vivientes (“estatua” le decían a un juego parecido nuestros mayores, los hoy sesentones o septuagenarios). Pero las reglas de este juego y de la democracia permiten que nos movamos, que la oposición pueda llegar a ser gobierno y que desplace del poder a quien hoy lo ocupa. En democracia, hasta se puede tener el deseo (¡Oh pecado!, para el locutor insigne) de querer ser Presidente.

Entre los absurdos que trata de implementar está una nueva ley habilitante (la cuarta en su haber en estos 12 años de saqueo y regaladera de real a otros países). Así la nueva Asamblea quedaría paralizada por un año (por lo menos), mientras él decreta las leyes. Ya le han explicado que eso es inconstitucional e ilegal, que no puede un cuerpo legislativo delegar una función  más allá de la fecha en que expira su mandato. Es como si el poder que da un ciudadano pudiera conservar vigencia una vez que él muere. Tan simple como eso. Vamos a ver que dice el nuevo TSJ nombrado por las focas salientes.

Y  hablando de focas, un grupito de ellas (deben ser las más fieles) ha presentado un  proyecto de ley para asegurar que nadie se cambie de grupo en la nueva Asamblea Nacional. Que no pase lo que pasó con el “indevolvible” Ismael García y su partido Podemos y los diputados del Grupo Humanista, quienes  al ver ya suficientes horrores cometidos por su ex jefe decidieron dejar de ser humillados y pensar por sí mismos.

La ley anti “saltos de talanquera” supuestamente impediría que los diputados voten respondiendo a su conciencia, tal y como lo establece la Constitución de 1999, vigente hasta ahora. La absurda ley intentaría eliminar el artículo 201, que dice: “Los diputados o diputadas son representantes del pueblo y de los Estados en su conjunto, no sujetos o sujetas a mandatos ni instrucciones, sino sólo a su conciencia. Su voto en la Asamblea Nacional es personal”. Esto constituye un contrasentido jurídico porque ninguna ley puede estar por encima de la Constitución. Pero es un intento de amarrar al Titanic chavista a todos los que puedan rectificar y ver el iceberg con el cual ya chocamos. Tal adefesio debería llamarse la ley del pensamiento mineralizado o la ley anti gravedad. Chávez, que ninguna ley cumple (sólo sigue el ceremonial al ponerse la banda presidencial), no la podrá respetar, pues en 1998 dijo que Cuba era una dictadura y que él no era socialista, después se declaró marxista y dijo que la sufrida y arruinada isla era “el mar de la felicidad “.

De nada le servirá el escondite inglés o la lleva paralizada.  Ni siquiera para no ver el desastre que han causado sus políticas públicas (es un decir) u ocurrencias. Las reglas del juego nos permiten ganar y desplazarlo. 

P.S.: ¡Feliz Navidad! para todos los consecuentes lectores, hasta para aquellos intolerantes que me envían insultos, amenazas y virus electrónicos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba