Opinión Nacional

Chávez y las trampas a las elecciones parlamentarias

Chávez y sus acólitos se saben perdidos en las elecciones del 26 de septiembre (26S), no hay duda. También van a irrespetar los resultados. Esta es otra certeza que todo demócrata debe advertir. La supervisión realizada por el tal Ramiro Valdez, pretor del imperio cubano, y la actitud desesperada de su principal ficha en Venezuela (y presidente, por ahora) son suficientes signos del temor a la democracia que tienen los totalitaristas que hoy gobiernan el país. Pero, además de estas actitudes, también han pasado a realizar acciones concretas para comenzar, desde ya, a vulnerar el resultado de las elecciones parlamentarias.

El domingo pasado se publicó una noticia a la que no se le ha dado la trascendencia debida. La información daba cuenta de que la AN sería desplazada por un denominado «parlamento comunal». La instancia estaría conformada por grupos registrados en un denominado «Registro Nacional de Organizaciones Sociales» y funcionaría en espacios comunitarios para el debate parlamentario (¿?). Su función sería la de legislar y aprobar en primera instancia los textos que se someterían a la AN. En otras palabras, la labor del Parlamento Nacional, estaría subordinada a los mandatos de dichas organizaciones.

Casi paralelamente, en una de las actitudes más miserables de las que se haya tenido noticias en nuestra historia, los magistrados del TSJ procedieron a otorgarse una jubilación en masa que, según expertos laboralistas, puede llegar a montos de varios millones de dólares por concepto de prestaciones, más su respectiva pensioncita mensual de más de Bs. 50.000 -monto que serviría para pensionar a más de cincuenta personas. ¿How are you Fidel?

Más allá de la grosera demagogia implícita en la primera situación y de la desvergüenza de la segunda, debe hacerse notar una obvia estrategia para vaciar de cualquier capacidad de acción a la futura AN, tal y como se ha venido haciendo con la Alcaldía Mayor y las gobernaciones de Miranda, Táchira y Zulia. En efecto, el fin fundamental de estos dos movimientos es el de eliminar, de hecho, la AN. Con el invento del parlamento comunal se someterá la AN a los designios de supuestas organizaciones sociales cuya existencia sólo sería posible en la medida que se encuentren registradas -y subordinadas, claro está- a un órgano del gobierno. Repetimos, la labor legislativa de los futuros parlamentarios estaría condicionada por las decisiones de grupos no electos democráticamente, sino creados y definidos por el Ejecutivo y sometidos a sus caprichos.

Por otro lado, dado que el nombramiento de los magistrados del TSJ es una competencia reservada constitucionalmente a la AN, lo que sucederá, como consecuencia de la resolución de la jubilación en masa, será que los magistrados se acogerán a sus jubilaciones, o el actual Parlamento los removerá, antes de las elecciones parlamentarias. De esta manera se imposibilitará a la futura Asamblea nombrar magistrados respetables e independientes que puedan poner freno a los abusos del gobierno y se le garantizará a Chávez, hasta el año 2022, un TSJ aún más abyecto y sumiso que el actual. Así de fácil.

El chavismo se cura en salud: si su oficina electoral, el CNE, no le puede hacer el favor completo, entonces ya se están tomando las medidas necesarias para que la AN sea un cascarón vacío a partir de su renovación, pues no podrá legislar ni nombrar a los magistrados del TSJ. En otras palabras, los dos principales poderes no podrán controlar al Ejecutivo Nacional.

Chávez es un dictador y no va a jugar con las reglas de la democracia. Es un deber de todos los demócratas en general y de la dirigencia política en particular comenzar desde ya a planificar cómo se enfrentará la burla a la democracia luego de las elecciones. Lo primero que habrá que hacer será votar masivamente a favor de la libertad. También ha dado resultados salirle al paso a tiempo a este tipo de abusos. Igualmente, habrá que seguir trabajando en la creación de consensos alrededor de la protección de la democracia.

Todavía hay tiempo, pero hay que leer el significado que subyace tras los hechos para poder prever los pasos que se siguen para la abolición definitiva de la democracia, de modo de poder organizar estrategias para su defensa.


Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar