Opinión Nacional

Chavismo y Escualidismo, hijos legítimos del puntofijismo

La “Cuarta República” fue un matrimonio político. Entre el adecopeyismo o socialismo “Light” (menchevique), y la izquierda neta (bolchevica), que funcionaban más o menos como el esposo proveedor y la esposa mantenida. Como todo matrimonio, éste no fue excepto de conflictos; pero duró 40 años.

Novios en los ’50, vivieron «el amor en tiempos de Pérez Jiménez». Hicieron juntos “la resistencia”, y se amaron locamente. Se casaron en 1958. AD-COPEI tomó en sus manos los poderes constitucionales: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Y la izquierda neta se apropió de la enseñanza, de “El Nacional” y otros medios, de influyentes sindicatos y centros estudiantiles, del mundo de las artes y la cultura, y de muchos otros “poderes fácticos” muy eficaces para el adoctrinamiento. El PCV fue oficialmente excluido y tomó las armas, pero esa rebeldía afectó nada más a una parte de la izquierda neta, y sólo por un tiempo.

El marido decretó que no habría “revolución” porque el socialismo sería democrático, pacífico y gradual. Hubo así economía mixta con “redistribución” de la riqueza, mercados muy limitados, educación y medicina estatales, y programas sociales; pero con propiedad privada (rezongando la esposa), excepto en los sectores “estratégicos”: hierro, petróleo y gas, electricidad, transporte, etc. Ese pasticho fracasó. Entonces ella gritó “¡Te lo dije!” y fueron serias las discusiones y peleas. Y las desavenencias entre y con sus dos hijos, igualitos a ellos: chavismo y escualidismo. Cuando el amor se apagó, la pareja se mantuvo unida, pero infelizmente, y sólo por los negocios; al fin se divorciaron en 1999.

El chavismo es el hijo mayor. Proviene de aquella paciente labor adoctrinadora de mamá bolchevica en los centros docentes civiles y militares, en sindicatos y medios de comunicación, etc. Y el escualidismo, aunque también educado por mamá, es la imagen viva de papá AD-COPEI, si bien en versión modernizada, con ese toque juvenil de la “sociedad civil” y las ONGs. Y ahora el chavismo se ha hecho cargo de mamá y su viejo proyecto revolucionario; y el escualidismo de papá y su terca e igualmente vieja oposición al mismo. Los hermanos viven peleando, como sus padres. Comprensible, dado el hogar familiar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba