Opinión Nacional

Ciencia y Libertad de Expresión

El derecho a la libertad de expresión tiene ramificaciones que van mucho más allá del ejercicio periodístico.

Sin duda la función social que cumple el periodismo hace de esta actividad un foco principal de atención cuando hablamos de la libre expresión. En nuestro país vamos asistiendo a retrocesos en diversos campos, como lo vienen evidenciando algunos casos. Ya no es sólo que algún debate moleste al propietario de un café y que éste pida que se deje de hablar de política en su establecimiento, porque «no quiere problemas». O que un científico haya sido amonestado por una opinión en un diario de circulación nacional.

Hechos de esta naturaleza simbolizan la salud expresiva de Venezuela, por decirlo de alguna forma.

Y ese estado de salud debe preocuparnos porque representa la pérdida de espacios para la discusión y el retroceso en las posibilidades que cada venezolano tiene de manifestarse.

Suele decirse, en las esferas oficiales, que en Venezuela hay plena libertad de expresión porque no hay periodistas presos ni medios censurados. Hay libertad de expresión en el país, pero no podría decirse que es plena. Según el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un principio para hacer efectiva esa plenitud en el ejercicio del derecho que nos ocupa, significaría que una persona «no sea molestada a causa de sus opiniones».

Nada más lejos de lo que ocurre en Venezuela. Quienes ejercen desde distintos espacios, mediáticos o institucionales, su derecho a expresarse suelen pagar un alto precio por ello. Y, en una sociedad democrática, debería ocurrir lo contrario: no ser castigado o señalado o amenazado por ideas u opiniones.

La semana pasada se hizo público otro hecho que apunta en la dirección de recortar los espacios para la expresión crítica e independiente dentro de nuestras instituciones científicas y académicas. El diario El Nacional publicó el 24 de abril la denuncia de Jaime Requena, por su destitución como investigador del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA). Cabe un breve paréntesis para recordar que Requena, tras varios años de litigio judicial, había logrado su reenganche en esta institución, en 2005, luego de una destitución arbitraria en 1997.

En esta oportunidad, según lo denunciado por Requena, el caso podría estar conectado a una suerte de pase de factura por sus opiniones y por hacer uso de su derecho a la libertad de expresión. Una vez que volvió a sus labores, para evaluar los niveles de la producción científica del país, expresada en publicaciones de corte académico y/o científico, Requena concluyó que en Venezuela la ciencia atraviesa una hora de mengua.

Los resultados de sus investigaciones en el IDEA demuestran que la producción científica nacional es la más baja en los últimos 25 años. En enero del año pasado, entre tanto, dirigió una carta a la prestigiosa revista Nature para denunciar la exclusión de las ciencias sociales del financiamiento público.

Quien lee estas líneas podrá preguntarse cómo puede establecerse una relación entre estas expresiones de Requena y su destitución del IDEA. Requena lo aclara de forma meridiana: «No comparto la visión política del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MPPCT) como tampoco de las autoridades del IDEA. Durante el único encuentro que tuve con Prudencio Chacón, me reclamó la carta a Nature. Dijo que él, en lo personal, y el ministerio estaban profundamente molestos y que se encargarían de cobrar esa carta», escribió.

A todas estas debe recordarse que Jesse Chacón fue nombrado ministro de Ciencia y Tecnología e Industrias Ligeras, junto a la fusión ministerial de inicios de año gracias a la cual ya el despacho no está enfocado exclusivamente en el desarrollo científico y tecnológico del país. Extrañamente (o tal vez no tanto) la comunidad científica y académica del país ha guardado silencio ante tales cambios.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba