Opinión Nacional

Cipote

El DRAE registra varias acepciones de cipote, dos de ellas como venezolanismos. El Diccionario del habla actual de Venezuela (R. Núñez / F. J Pérez) define más específicamente los usos venezolanos en dos artículos separados, y señalando tres variantes ortográficas: cipote, sipote y zipote. El primer artículo lo define como “1. Palo o bastón de madera. 2. Trozo de madera empotrado en la pared que se utiliza para colgar hamacas. 3. Lugar indeterminado o muy lejano”. También da la expresión “mandar al cipote”, definida como “Rechazar a alguien en forma airada o grosera”. En el segundo artículo señala las siguientes acepciones: “1. Persona muy joven, especialmente si es inexperta o inmadura. 2. Persona poco digna de estima. 3. Cosa de poco valor o importancia”. En un tercer artículo incluye “cipotico: Niño pequeño, especialmente el hijo”.

El Diccionario de venezolanismos (M. T. Tejera et al.) señala las siguientes acepciones: “1. Arma indígena de cacería. 2. Especie de alcayata de madera con el extremo en forma de botón. 3. Cosa de escaso o ningún valor. Nada. Se usa con los verbos valer, servir, importar, quedar. 4. Persona ruin, de mala condición; sinvergüenza, bribón. 5. Se usa en forma enfática preferiblemente en oraciones interrogativas. 6. Se dice para desvalorizar o degradar”.

Este diccionario da varios ejemplos de uso de tales acepciones: “¡Usted no va a servir para un cipote!”; “Eso que usted dice ya el gran cipote de Pascal lo había dicho”; “¿Por qué no lo dijo antes el muy cipote?”; “Este cipote nos trata como si estuviéramos presos”; “Le tengo mucha rabia a ese cipote”; “¿A dónde cipote han ido a parar mis guantes?”; “¡Vos no sabéis cuál es tu derecha, cipote!”.

Este mismo diccionario incluye también expresiones coloquiales con la palabra cipote: “…del cipote: Referido a una persona, expresa rechazo o insulto; referido a cosas expresa disgusto o molestia”. “Irse para el cipote: Marcharse con desagrado; en imperativo expresa el deseo de deshacerse de algo o de alguien definitivamente”. Mandar (algo o alguien) al cipote: Rechazarlo o despedirlo categóricamente”.

Ninguno registra, como sí lo hace el DRAE, la expresión mandar al cipote con el significado de mandar al carajo, sin duda el uso más fuertemente expresivo que hacemos en Venezuela de la palabra cipote. Esta se usa aquí como un eufemismo, para obviar el empleo explícito del vocablo carajo, al que se considera obsceno, pues aunque cipote a algunos pueda parecerles vulgar, no es propiamente obsceno.

LAUREANO CAYÓ EN LA TRAMPA
En su editorial de Tal Cual del viernes pasado, mi querido y admirado Laureano Márquez cayó en la trampa, al dar por cierta, atribuyéndola a Emilio Lovera, otro talentoso humorista, la especie de que “carajo es la parte más alta de observación de las antiguas carabelas (…) El carajo venía a ser, pues, un sitio de castigo: quien allí era enviado, estaba expuesto a toda clase de calamidades, no sólo a la inclemencia del tiempo, sino al punto de mayor movimiento del barco con los consiguientes mareos”.

Esta supuesta definición de la palabra carajo la inventó un ocioso, y la han difundido a través de INTERNET, atribuyéndola a la Real Academia Española. A mí me ha llegado ocho o diez veces en los últimos dos o tres años. Nada más falso. Lo que allí se describe como carajo se llama cofa, y no era un sitio de castigo, sino el lugar donde se instalaba el vigía, en lo alto del palo mayor. No se trataba, pues, de un lugar de castigo. La expresión vete al carajo es equivalente a otras: vete a la mierda, vete al coño, vete a la porra… Carajo significa “Miembro viril”, y da origen a numerosas expresiones, casi todas exclamativas (DRAE).

No es esa la única falsedad que se atribuye a la Real Academia. Al contrario, esta parece ser lugar favorito de algunos desocupados, que inventan tales necedades y luego las difunden por INTERNET. Esta es la quinta vez que aclaro este punto, para que mis amigos lectores no caigan en la trampa.

Oiga de lunes a viernes, a las 11,10 a.m., el micro CON LA LENGUA EN ONDA, por RADIO ONDA 107.9 FM, la superestación, en el programa de Mari Montes.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba