Opinión Nacional

Cobardía y Mezquindad

En la memoria de los venezolanos quedó grabada la marcha de protesta con la que más de un millón de ciudadanos le reclamara al presidente Hugo Chávez el desvío de su gobierno hacia la imposición de un régimen Castro comunista no deseado. Las muestras eran evidentes.

Esa marcha solo tenía permiso para llegar hasta Chuao. Desde la tarima montada para los discursos, fue anunciado este recordatorio para evitar la desviación de la monumental marcha hacia el centro de la ciudad. El Secretario de Seguridad de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, Iván Simonovis y, Henry Vivas y Lázaro Forero, máximas autoridades de la Policía Metropolitana de Caracas hicieron todo lo posible para evitar el desvío, pero una multitud acostumbrada a ejercer su derecho a la protesta ya había decidido ir hasta el Palacio de Miraflores a reclamarle directamente a Chávez. En la memoria de los venezolanos quedara el recuerdo imborrable de la masacre de los ciudadanos cometida desde Puente LLaguno por afectos al oficialismo.

También quedó en nuestra memoria el larguísimo juicio espurio llevado a cabo por jueces oficialistas contra los tres comisarios y los ocho policías metropolitanos, todos ellos inocentes, que terminaría con unas condenas infames, con las cuales el régimen venezolano pretende limpiar su imagen y borrar de la memoria nacional lo que a para su profundo disgusto es imborrable.

Esos comisarios y policías siguen presos, algunos de ellos han visto reflejada en su salud las consecuencias de la horrenda injusticia. Este es el Caso de Iván Simonovis, un hombre joven cuya última foto muestra un rostro envejecido y macilento. Ante esta situación a su hija, que la mayor parte de su vida la ha vivido con su padre preso, viendo su deteriorado estado de salud, tuvo la ingenuidad de enviarle una carta al Vicepresidente Maduro para pedirle una medida humanitaria a favor de su padre.

La respuesta y actitud de Maduro no pudo ser más mezquina, cobarde y carente hasta del mínimo sentido de humanidad. El 31 de enero, 2013, día en el cual se consideraría la medida humanitaria a Simonovis, Maduro tuvo la cobardía de no dar la cara, y con máxima mezquindad apeló a la siembra de odio entre los venezolanos, al convocar a una reunión a los familiares de los oficialistas muertos el día 11 de Abril 2002, como respuesta a esa niña.

Maduro no dio la cara porque sabe que la masacre es culpa del régimen; que Iván Simonovis, los comisarios y policías metropolitanos son inocentes, por lo tanto no tiene respuesta que dar; por lo tanto pretende lavar las culpas del régimen echando a pelear a los familiares de las víctimas de los venezolanos que fueron asesinados ese día, basando su acción en que los muertos tenían diferentes formas de pensar. Ignora Maduro, quien obviamente no entiende la envergadura del cargo que ocupa, que para un Vicepresidente en funciones es una obligación, un deber considerar las muertes de todos los ciudadanos por igual. Que no puede aunque quiera darle más peso a unas muertes que a otras. Que no puede parcializarse. ¿Porque no convocó a esa reunión a los familiares de los asesinados de la oposición? ¿Es que acaso a esos familiares no les duelen sus muertos?

Ivanna la valiente hija de Iván Simonovis y María Pilar de Simonovis, ha sido objeto de la maldad de Maduro, quien hizo aflorar en otras personas sentimientos tan mezquinos como lo es la comparación de la intensidad de las carencias “Por lo menos esa niña ve a su Papá tres veces al mes”, cuando carencias son carencias para quienes las sufren. Por Dios si esta es la calidad humana de quien está haciendo aparentar “gobierno”, nada bueno pueden esperar los venezolanos de un “mandante” que se caracteriza por su cobardía, ignorancia y mezquindad.

Salmo 94 que termina: «Recaerá sobre ellos mismos su propia iniquidad, los destruirá por sus maldades, los destruirá el Señor nuestro Dios»

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba