Opinión Nacional

Colapsar

El verbo colapsar es uno de los vocablos de los cuales más se abusa, sobre todo en los medios de comunicación, que lo emplean con demasiada frecuencia, casi siempre mal, atribuyéndole un significado que no es el suyo. No hay día que no aparezca en los periódicos o que no se oiga en los medios electrónicos la noticia de que algo ha colapsado. Aquí colapsa todo: el tráfico automotor, incluyendo el Metro; los hospitales; las cárceles; las instituciones de cualquier tipo; las universidades y demás planteles de educación; los servicios públicos; el transporte; los terminales de autobuses; los puertos y aeropuertos; las playas; determinados negocios e industrias; el cine nacional; los museos; el sistema bancario… En fin, todo… Muchas veces no se dice que algo ha colapsado, sino que está a punto de colapsar.

A veces es verdad, algo ha colapsado o está a punto de hacerlo. Pero la mayoría de las veces el empleo del verbo colapsar no es apropiado, bien porque se lo use sin conocer exactamente su significado, por lo que se le atribuye otro que no le corresponde, bien porque se exagere una realidad dándola por colapsada cuando no es así.

En efecto, colapsar, según el DRAE, es “Producir colapso. || 2. Sufrir colapso o caer en él. || 3. Dicho de una actividad: Decrecer o disminuir intensamente”. Colapso, a su vez, el mismo diccionario lo define como “Destrucción, ruina de una institución, sistema, estructura, etc. || 2. Paralización a que pueden llegar el tráfico y otras actividades. || 3. Mec. Deformación o destrucción bruscas de un cuerpo por la acción de una fuerza. || 4. Med. Estado de postración extrema y baja tensión sanguínea, con insuficiencia circulatoria. || 5. Med. Disminución anormal del tono de las paredes de una parte orgánica hueca, con decrecimiento o supresión de su luz”.

Si se leen con cuidado estas definiciones, se observará que el sustantivo colapso y el verbo colapsar se emplean demasiado a menudo de manera inapropiada. El tráfico, por ejemplo, en las calles o carreteras puede sufrir serias perturbaciones, por congestionamiento de vehículos o cualesquiera otras causas, pero mientras no se paralice totalmente no puede decirse que ha colapsado. Asimismo, de un hospital, mientras funcione, aunque sea con muchas fallas y dificultades, no puede decirse que colapsó. Lo mismo de una cárcel, y mucho menos del sistema carcelario, cuyo colapso supondría que las cárceles dejaran totalmente de existir o de funcionar. Aún más exagerado es decir que el país ha colapsado, por el hecho de que sus instituciones funcionen extremadamente mal.

Es de advertir que el sustantivo colapso, de donde deriva el verbo colapsar, inicialmente no tenía todas las acepciones que aparecen hoy en el DRAE. Ese sustantivo ingresa al DRAE en su edición de 1884, con la siguiente definición: “Med. Postración repentina de las fuerzas vitales y determinada por la debilidad de la influencia necesaria de los centros vitales”. Al principio se trata, pues, de un término médico, carácter que conserva hasta el presente. Pero el uso metafórico de dicho vocablo lo fue enriqueciendo semánticamente, y se fueron arraigando los otros significados registrados actualmente en el DRAE. Lo cual, a su vez, determinó la definición del verbo colapsar, que ingresa al diccionario en su edición de 1983, con la misma definición que tiene en la actual.

La exageración, conocida en Retórica como hipérbole, es válida en ciertas circunstancias, cuando se quiere o se necesita darle mucho énfasis a una determinada idea o expresión. Igualmente es válido utilizar el término colapsar con sentido metafórico. Pero, como en todo, abusar de ello es contraproducente, entre otras razones porque de ese modo un vocablo semánticamente tan vigoroso, como colapsar, se convierte en lugar común y pierde fuerza y expresividad.

Oiga de lunes a viernes, a las 11,30 a.m., el micro CON LA LENGUA EN ONDA, por RADIO ONDA 107.9 FM, la superestación, en el programa de Mari Montes.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba