Opinión Nacional

Comenzamos mal

El 2006 ha comenzado mal, el colapso del viaducto 1 de la carretera Caracas La Guaira, los miles de damnificados por los torrenciales aguaceros cuya suerte conocemos, el regalito de treinta millones de dólares al camarada Evo, junto a la promesa de cambiarle diesel por productos agrícolas inexistentes.

Pero lo relatado es sólo la punta del iceberg. Lo peor es que nuestro destino depende de los caprichos del autócrata en vez de decansar en la suma individual de la voluntad ciudadana. Si hace falta sincerar el precio del café, debemos esperar por el ucase presidencial, si se quiere tierras para hacer demagogia con los campesinos, ahí está el método impuesto por el presidente, si se necesitan socios para explotar los campos petroleros, será el presidente quien los escoja, si se necesitan leyes para impulsar el socialismo, los diputados serán dóciles a las ordenes superiores.

El país en tales manos, no podrá avanzar por la senda del progreso. Es lamentable que un gobierno que ha contado con la mayor bonanza petrolera en décadas, la esté malgastando en un proyecto personalista para mantener el poder, que arriesga el futuro de las nuevas generaciones.

El economista Maza Zavala y el ministro Giordani acaban de extender una invitación al sector privado para que invierta. Pero esta invitación, pone de lado el clima de desconfianza imperante. Habría que estar ciego para invertir en el país con la mayor inflación del hemisferio, con reglas del juego cambiantes y poco transparentes, con anuncios de enmienda constitucional para ponerle límites a la propiedad privada, de aprobar leyes para establecer más impuestos y controlar las ganancias a los negocios, de mantener los controles de precios y la apreciación del bolívar que incentiva las importaciones en perjuicio de los productores nacionales.

Ante esta arremetida, vale la pena recordar que el sector privado continua siendo el verdadero motor de la economía venezolana: 75% de la producción de bienes y servicios, 85% del empleo productivo, 70% de la construcción de viviendas, 50% de aporte a los ingresos fiscales y no menos importante, la contribución a la excelencia educativa y de la salud del pueblo. Siendo el 2006 un año de elecciones presidenciales, los pronósticos auguran más populismo y clientelismo, con lo cual, terminaremos peor.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba