Opinión Nacional

Comienza el 2007

Una constante, a lo largo de estos años recientes, es la tendencia de las personas a comportarse “light”. Interpretando esa actitud es: vivir sin preocuparse por lo que ocurre en su entorno, salvo el más inmediato que, en términos matemáticos, podría definirse como el lugar geométrico del círculo social, físico, económico, cultural y religioso, determinado por la distancia generada entre las puntas de los dedos medios de las manos cuando se extienden los brazos.

El 2007 comienza, y para muchos el período vacacional no ha concluido, mientras el régimen chavista consolida sus posiciones, aplicando el mismo calificativo: “light”, a todas sus actuaciones de tal forma que la gente no sienta el impacto del proceso. Ha sido una lenta pero progresiva captura de espacios sin la protesta adecuada. Quizás, en el fondo, el venezolano sea dado a aceptar cualquier sistema ideológico, eso sí, con tal de que se no se metan con su modus faciente. He querido decir que parecemos ser: entreguistas o, a lo mejor, indiferentes ante nuestra propia suerte política.

El período presidencial, próximo a iniciarse, tiene figuras claves, ideológicamente hablando, para cumplirle a Fidel Castro Ruz, la promesa hecha por Hugo Rafael Chávez Frías en el año en el cual juró que llevaría a Venezuela y sus habitantes al mar de la felicidad cubano. Adán Chávez desde Educación consolidará el proceso de adoctrinamiento de los niños en las escuelas bolivarianas; el nuevo Ministro del Trabajo, no acordará contratos colectivos a la usanza de los tiempos de los anteriores gobiernos; PDVSA, seguirá utilizando figuras emblemáticas del deporte venezolano para profundizar el odio hacia quienes condujeron a esa empresa al puesto donde estaba; seguramente el nuevo ministro de Sanidad y Desarrollo Social intentará acabar con el ejercicio privado de la Medicina, a pesar de que el Estado es incapaz de atenderlo todo; el nuevo cabeza de la Finanzas Públicas, el Economista Cabezas le quitará los ceros al billete de 10 mil para poner de moda el de 10, el moradito con la cara de Sucre, y quizás, el Presidente sugiera eliminar la autonomía del Banco Central para con ello apoderarse del circulante y el pueblo se defienda a punta de cupones de consumo, cual tarjeta de racionamiento como se ve en Cuba. Quien quita si, el régimen “manda a la porra” a la Iglesia y sus jerarcas. Y será así hasta que el supremo hacedor de revoluciones sacié su apetito de poder.

Creo que los venezolanos no nos merecemos la imposición de un sistema de vida aburrido y coercitivo de la libertad, pero también, de cuando en vez, creo que hay una parte de la población que necesita una lección y esta la aprenderán con lágrimas de sangre, rojas, rojitas.

Triste visión de nuestro futuro inmediato, pero es así. En la calle sobresalen las evidencias de que somos un país que no está preparado para afrontar el reto tecnológico del futuro, por el contrario podremos ser sorprendidos por el deshielo de los polos con una población totalmente anafalbeta funcionalmente. Los líderes tienen el deber de orientar, la masa de escuchar y decidir si quieren progreso o vivir tribalmente, es decir, como los habitantes originarios.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba