Opinión Nacional

¿Cómo creer en Raúl Isaías Baduel?

En una abierta contrapropuesta al proyecto político de Hugo Chávez – del cual fue uno de sus pilares y defensores – y al proyecto político de la oposición al gobierno de Hugo Chávez, el general Raúl Isaías Baduel está promocionando una tercera vía o proyecto político personal, para lo cual ha escrito un libro titulado: “Mi solución: Venezuela, crisis y salvación“. Aún sin leer el libro, lo cual espero hacerlo pronto, me voy a permitir hacer algunos comentarios sobre lo que observado de lo dicho por Baduel en entrevistas y foros, donde ha presentado dicha propuesta.

En ella se destacan algunos aspectos interesantes que ameritan comentarios, como lo son: a) la propuesta de una asamblea nacional constituyente originaria, b) la afirmación de que estamos entrando en la era post petrolera y 3) de la aparición inmediata o a corto plazo de energías sustitutivas del petróleo.

LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE ORIGINARIA. A mí en particular me parece extemporáneo estar proponiendo una asamblea nacional constituyente en estos precisos momentos, de elecciones regionales en Venezuela, donde los esfuerzos y voluntades del país están enfocados en ella, y esta necesita de la unidad y sinergia de todos los opositores para enfrentarla. Por otra parte, al menos que el general Raúl Isaías Baduel tenga un plan “B”, no veo la manera de garantizar la mayoría en ella, o se trate un ardid para lograr un chavismo sin Chávez; saliendo de Hugo Chávez y de la oposición al mismo tiempo.

Creo que con la actual constitución de 1999, se puede seguir presionando políticamente al gobierno para lograr debilitarlo, o al menos enrumbarlo por la senda de la democracia, lo cual de no lograrse, porqué se apodere del gobierno a la fuerza bruta, si se pudiese ameritar una asamblea constituyente originaria, u otro tipo de solución. Estoy convencido de que el problema político de Venezuela en este momento no es debido a la carencia de leyes o directrices de lo que debemos hacer, sino del incumplimiento de éstas por el gobierno, principalmente por el presidente y sus lacayos.

ETAPA POST PETROLERA. En mi opinión, aún estamos lejos de una etapa post petrolera en Venezuela. Todavía tenemos bastante petróleo y existen tecnologías de punta para sacarlo del subsuelo y convertirlo en petróleo más comercial, no obstante lo pesado que sea el mismo. Por otra parte, para que Venezuela incursione con éxito en una etapa post petrolera requiere de la siembra efectiva y real del petróleo, para lograr el desarrollo de nuevas y variadas industrias, lo cual requiere de un cierto tiempo, de la voluntad política del gobierno y de la unión en un solo proyecto político de todos los venezolanos sin exclusiones, lo cual está aún muy lejano de lograrse, inclusive con una asamblea nacional constituyente.

ENERGÍA SUSTITUTA DEL PETRÓLEO. Es cierto que existe mucha investigación e inversiones en la búsqueda de energías alternativas al petróleo. En la medida en el petróleo aumenta de precio de venta, estas se hacen mas factibles o viables, evidentes y necesarias para la mayoría de los países pobres y desarrollados. No obstante, hay que aclarar, que a pesar de esos intensos esfuerzos que se hacen, esa es una tarea difícil y costosa. Por otra parte, existen muchos problemas técnicos aún por resolver antes de que salga algo realmente competitivo al petróleo y a sus derivados.

Si estos tres puntos básicos en los cuales se basa el proyecto político del general Raúl Isaías Baduel son tan fácilmente rebatibles, por un venezolano de a pié sin muchos recursos, ni medios de comunicación, ni organizaciones políticas que le respalden, entonces me pregunto: ¿Qué es lo realmente busca lograr el general Baduel con este arroz con mango que propone?
No intentaré responder a esta interrogante. Prefiero dejarla planteada en el ambiente, para que los expertos y estudiosos en política la contesten y le den luces a venezolanos como yo, angustiados y agobiados por la cantidad de problemas que vivimos en Venezuela y la proliferación de aventureros que quieren salvarla.

CONCLUSION
Según se dice, el general Isaías Baduel, ha jugado a la conspiración desde los inicios de su carrera militar, cuando seguramente era casi un niño. Fue amigo y compañero de Hugo Chávez, durante mucho tiempo, y estuvo involucrado en la intentona del golpe de estado del 4 de febrero de 1992, contra Carlos Andrés Pérez, un gobernante constitucional elegido soberanamente por el pueblo. Durante el ejercicio de sus funciones como alto militar y ministro de la defensa, apoyó a Hugo Chávez – o al menos se hizo de la vista gorda – en la mayoría de sus arbitrariedades y abusos en contra de la constitución y de las leyes venezolanas, y de sus excesos en contra de las minorías que adversaban y aún adversan al gobierno totalitario del chavismo.

Una vez retirado, y asegurado su futuro económico – lo cual no ha podido ser logrado por múltiples familias de las FAN y de PDVSA gracias a las acciones salvajes de Hugo Chávez y su entorno, del cual formó parte – viene ahora a proponernos lo que hay que hacer para salvar a Venezuela. Con todo respeto general, pienso que usted está equivocado. Usted hizo un papel ejemplar en favor de la democracia al rebelarse en contra del cambio de constitución. Creo también que su rol fue de vital importancia para que el “no” derrotara al “sí” el 2-D. No obstante, creo que usted todavía continúa en deuda con los venezolanos de la oposición a Hugo Chávez, incluyendo a los chavistas que se han desligado de ese proyecto maligno.

En consecuencia, general Baduel, sería más noble de su parte, si usted se olvida de su proyecto salvador de Venezuela y se une más abiertamente a la oposición con franqueza y con decisión para que nos ayude a sacar a Venezuela del hoyo en el que la ha metido este gobierno. Eso sí general, debe ser en un rol mas humilde y transparente, y sin nada que ver con el chavismo sin Chávez, que para mi es lo mismo; y quizás hasta pudiera resultar hasta peor.

Finalmente mi general, no puedo ocultar mi animadversión por los militares o ex militares como gobernantes de Venezuela, a sabiendas, de que gran parte del problema que tenemos hoy día, está asociado a esa particularidad simplista de algunos militares venezolanos como usted, de pretender hacernos creer, de que acá en Venezuela lo que falta es orden y disciplina, y estas deben ser impuestas por un militar.

Por lo expuesto, general Baduel, a mi en particular, y estoy seguro de que muchísimos venezolanos están de acuerdo conmigo, es que me cuesta creer en usted y su proyecto personalizado que está proponiendo a la sociedad venezolana. Me disculpa general, pero no puedo creer en usted ni en su proyecto.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba