Opinión Nacional

¿Cómo se puede vivir con tanta mentira?

La Venezuela Bolivariana se ha convertido en el reino absoluto, o mejor dicho,
“acsoluto” de la mentira, de la trapisonda y del engaño pueril. Carlos Collodi, el genial inventor de Pinocho, no tuvo tanta imaginación como para crear un mundo de fantasía en el que la mentira fuese la norma fundamental.

Desde los mismo orígenes del régimen la mentira fue la regla. Acaso, podemos olvidar que aún hoy existen diversas versiones de la constitución, mal llamada por Chávez “la bicha”.

Se engañó a los electores al decirles que existía un régimen transitorio extra constitucional que permitía designar a dedo a los miembros del mal llamado poder moral. Es decir, los incalificables: fiscal general, contralor, defensor del pueblo y miembros del CNE.

Se mintió cuando el dócil Tribunal Supremo dictaminó que el período de gobierno de Chávez había empezado dos años después de que todos vimos al teniente coronel ceñirse la banda tricolor.

Se mintió cuando se dijo que los “ niños de la patria” nunca más vivirían en las calles.

Se mintió en la fecha de realización de las mega elecciones (28 de mayo).

Se mintió cuando se prometió que después de la tragedia de Vargas ese estado recuperaría con mas brío su vitalidad.

Se mintió cuando se dijo que el país se estaba quitando los inversionistas a sombrerazos.

Se mintió cuando se dijo que el submarino de la economía venezolana emergería.

Se mintió cuando se dijo que ésta era una democracia participativa.

Se mintió sobre los resultados del fondo único social.

Se mintió cuando se señaló que la situación militar era normal antes del 11 de abril.

Se mintió cuando se dijo que 6 millones de personas habían recibido a Chavéz el 13 de abril.

Se miente sobre los responsables de la masacre del 11 de abril.

Se miente cuando se dice que los indiciados del puente de Llaguno dispararón en defensa propia.

Se miente cuando se dice que ésta es una revolución pacífica.

Se miente cuando se dice que los 2.3 billones del FIEM fueron utilizados para pagos de sueldos y aguinaldos.

Mentiras, más mentiras y sólo mentiras no consolidarán al régimen, por el contrario acabaran por disolverlo ya que la verdad terminará por imponerse y los responsables del engaño tendrán que asumir las consecuencias de sus actos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba