Opinión Nacional

Como un solo hombre

El país que vamos a reconstruir nos necesita a todos. Hoy más que nunca, tenemos que tender los puentes que necesitan los chavistas para sentirse seguros de que no serán excluidos del proceso de reconstrucción del país, cuando quiera que Chávez se vaya.

Hay que entender que salir de Chávez no significa salir de los chavistas. De los chavistas no podremos salir, primero porque son una realidad de la que es imposible sustraernos, segundo porque son tan venezolanos como los que hacemos oposición, y tercero, y por encima de todo, porque tienen pleno derecho a su puesto en la nueva sociedad. Caeríamos en uno de los muchos errores en que el chavismo ha incurrido, y que le hemos criticado y reclamado, si a los que apoyan a Chávez les cerramos las oportunidades de integrarse. Y debemos hacerlo, no como un acto de benevolencia, sino por la auténtica convicción de que la libertad de expresión, de pensamiento y de participación son derechos que tienen como ciudadanos dentro un régimen democrático. Hay que darles a los chavistas la seguridad de que no serán ni relegados ni ignorados, que podrán expresarse y que sus opiniones les serán respetadas y tomadas en cuenta.

En la oposición estamos en un punto crucial, donde nos puede costar muy caro caer en improvisaciones que puedan llevarnos un milímetro más atrás de lo que hemos conquistado. La gran mayoría de las personas que hemos puesto nuestro mejor propósito en el proceso de defensa de la democracia en nuestro país, hemos estado empeñadas en mantener la coherencia y la unidad. Coherencia, por encima de todas las disensiones. Unidad, por encima de todas las diferencias.

El 11 de abril se cometieron todos los errores que se podían haber cometido, y se inventaron unos nuevos. No podemos volver a fallar. Venezuela no puede permitirse otro error. Venezuela necesita nuestro éxito. Y no tendremos éxito si no actuamos en armonía. Orden más contraorden es desorden. No podemos ir cada uno por su lado y decidir sin que haya consenso; tenemos que actuar apegados al sentido común, y no dejar que las pasiones nos aconsejen, y mucho peor, que nos arrastren. El clima de tensión que vivimos es propicio para que se desaten episodios de mucha violencia. Y hay que evitar la violencia a toda costa. Para ello, tenemos que tener paciencia, a pesar del desespero que nos invade a todos por igual.

Más temprano que tarde, Chávez se irá. Entonces, con las políticas económicas y sociales adecuadas, todo el país tendrá que enfrentar nuestro principal problema, la pobreza.

Nuestra nueva Venezuela no podrá estar dividida en personas ³chavistas² o
³anti-chavistas². El único adjetivo que cabe es ³venezolanos². Porque nuestra nueva Venezuela necesitará que todos actuemos como un solo hombre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba