Opinión Nacional

Competencia dejada de pueblo

Luego de un proceso electoral de cara al país, en el cual el sector opositor marco un legado histórico, puesto que abrió las urnas para que todos los venezolanos en sus distintas regiones participaran y eligieran a los candidatos al parlamento nacional, que no fueron frutos del consenso unitario, el oficialismo arremete en un intento de desprestigio normal en ellos, que no ha llegado a ningún lado.

La alternativa democrática utilizó el registro total de electores, para que cada quien se expresara. Muchos chavistas vimos votando, algunos medio escondidos, otros ni le pararon a lo que le fueran a decir en el PSUV. Aquel que no entienda que el desprendimiento de Chávez con sus bases es inmenso, no vive en Venezuela. Mientras, en las primarias del gobierno, el registro fue solo para los inscritos en el partido rojo: mayor exclusión de la primera fuerza política y que miedo el del caudillo ante la calamidad que se le avecina el 26 de septiembre.

Cada mesa colocada por el CNE para las primarias de UNIDAD, costaron 22 unidades tributarias a los candidatos, mientras que el PSUV supuestamente sufragará el costo de sus elecciones, que son mucho más costosas, y no sabemos de presupuesto ni costos: eso seguramente irá aumentando la deuda histórica que tienen los del gobierno con la nación.

Entre porcentajes y porcentajes, nuestro turco gobernador se enredaba dando los balances de las elecciones PSUV en Anzoátegui, nunca echó el cuento de cuanto en realidad fue el capital electoral de cada candidato. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que algo está pasando y esas cifras no se pueden ni comparar con las de la oposición. Con todo y las alcaldías, ministerios, gobernaciones e instituciones que obligaron a sus trabajadores a ir a votar porque sino los botaban de su empleo.

Bastante apátrida sería la persona que salga a las calles a volver a votar por el chavismo viendo que la aberración y el miedo los tiene invadidos para un futuro próximo. Eso sólo se le justifica a los ricos boliburgueses que están en el poder chupando y guisando el mínimo dinerito que entra mientras Anzoátegui sigue igual. La Ley del Consejo Federal de Gobierno le dividió a Chávez su equipo en dos: los alcaldes que quieren seguir en el mando, y los chavistas que no les interesa lo que su jefe haga con el país. Sin lugar a dudas, si llevamos todos el mensaje de ¿por qué nadie sabe los números totales de las elecciones de los rojos? Mucha gente brincará para el otro lado. O como lo decía un amigo de Un Nuevo Tiempo el sábado: “La talanquera amanecerá bajita el lunes 3”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba