Opinión Nacional

Con este socialismo vamos con todas las de perder

La ordinariez y vulgaridad rutinarias a que nos tiene acostumbrado quien debería ser ejemplo y modelo de educación y decencia, ya no es de extrañar, muchos habían sido ya los días en que el hombre pujaba para no soltar uno de sus ordinarios tacos, propios de sargento de tropa, pero de unas cuantas semanas a esta fecha, en que el gran prócer anda perturbado y maltrecho con la economía y dislates que el mismo genera, se ha vuelto a convertir en boca sucia y mal ejemplo ciudadano.

Es deplorable que en nuestro país, quien se desempeña como primer mandatario utilice en sus modos de expresión el lenguaje soez y de populacho barato a lo que están acostumbrados los militaretes para congraciarse con la tropa.

Pero la verdad es que palo que nace torcido ni que le fajen horqueta, para eso es que resulta bueno el hombre, así como para pretender saber de todo lo que insanamente pretende hablar.

Lo del vergatario, lo que le hace merecer en lugar de sorna o alegría para el pueblo, es que le den realmente unos vergajazos de esos que le zampaban a uno antes por grosero y falta de respeto.

Lo insólitamente triste es que quien actúa de tal modo pretende disgustarse cuando le faltan el respeto y le dicen no todo, pero si algo de lo que merece, oír, por incapaz y ausente de buenos modales.

Estas dos últimas semanas realmente las caracteriza del comportamiento arbitrario y amenazante de quien les conté, el cual ha llegado a sus extremos, tiene amenazado a cuanto sujeto, con pleno derecho , tiene y detenta tierras, actividades empresariales o productivas de que no solo les privará de sus derechos, sino que arremeterá con el populacho contra ellos.

La falta de seguridad ya se eleva a cotas de nivel nunca vistos. Se asalta y se plagia a cualquier persona, bajo cualquier pretexto, porque es mas fácil ahora secuestrar y chantajear a una persona que trabajar o inclusive estafar al gobierno, y como no se aplican sanciones, o se lo hace inadecuadamente Cláusulas del Instituto Carga A, B y C, ya sabemos por donde toman camino las cosas. Resulta más productivo y menos arriesgado cometer tales fechorías que trabajar, pues en este último caso, somos hasta más vulnerables.

La última ha sido la palpable crisis en el sector bancario, donde el gobierno ya consuetudinariamente ha demostrado su incapacidad para tal desempeño, y para muestras un botón con el Banco Industrial, varias veces quebrado, repontenciado, vuelto a la crisis y así sucesivamente.

Luego de tales procederes pretender justificar la conveniencia de adquirir y manejar otros institutos bancarios, no tiene gollete, como decían antes. Ya resulta imposible pretender saber por donde quieren que vayan las cosas, y luego quieren o pretenden adquirir, expropiar o confiscar otros bancos e instituciones financieras y manejar seguros y empresas del ramo.

No sé hasta cuando, ni hasta donde el pueblo debe continuar siendo pasivo, pues resulta igual que lo atemoricen y hagan con sus bienes y personas lo que les viene en ganas, que no hacer nada y que por igual los priven de todo.

Ahora si debíamos cambiar el lema nacional, y decir que con este gobierno primero tendremos muerte y luego si queda para algo tendemos socialismo y una patria muerta de hambre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba