Opinión Nacional

Con la MUD…muchas gracias

 Acumulan un capital político y  social,  medible en casi siete millones de venezolanos,  quienes de forma entusiasta y si se quiere de manera estoica, ante un adversario con una fuerza aliñada por el poderío del Estado,  salen al combate por  un cambio de rumbo en el país,  pero su jefatura  dirigente, como el soldado bisoño ante la derrota,  en medio de amenazas de una gran diáspora y a las primeras de cambio, sale a devorarlos.   Ya hay tantos precandidatos para las posibles elecciones presidenciales, que si se descuidan repetirán los errores de la vieja izquierda mineralizada de los años 80, cuando ante su peor ceguera y enanismo táctico, fue a las elecciones de 1988, con Teodoro Petkoff, Edmundo Chirino, Andrés Velázquez y David Nieve.

Van a elecciones de gobernadores  y por mezquindades ante su recién candidato presidencial,  arranca cada quien  por su lado a ofrecer sus “proyectos”  y demás jerigonzas, en vez de darle continuidad a las propuestas  alternas,  enarboladas por todos los caseríos, pueblos y ciudades en la campaña anterior,  por su líder emergente;  propuestas que  a pesar de sus resultados, no implicaban la perdida de su  vigencia.  Desdibujándose con esta errática forma de asumir los liderazgos regionales, la idea de un proyecto único alternativo, tal como sabiamente si  lograron  desarrollarlo,  quienes a pesar de la ausencia física de su líder, jamás perdieron de vista la coherencia nacional y el aprovechamiento de esta debilidad del contrincante, para aniquilarlos inteligentemente al detal.

 Convocan a una marcha por el espíritu del 23 de enero, se dejan amedrentar por los gritos amenazante de los colectivos radicales del chavismo,  y sin la  explicación necesaria reculan, dejando un manto de dudas a quienes se disponían a reivindicar esa gesta histórica,  para luego de forma vergonzosa  y aislado en el ghetto de Parque Miranda,  realizar una declaratoria de principios,  que no emocionó ni a los  estudiantes  que andan  fajaos  en las calles, exigiendo y con mucha razón,  que así como Fidel se informa diariamente acerca de la salud de nuestro presidente, también se le conceda ese derecho al pueblo venezolano,  ni al anciano que añora de nuevo, con o sin razón,  una vuelta a las revueltas  como la del 23 de enero.

Demuestran una férrea unidad,  eso si,  para desvirtuar y excluir con el cuento de ser salta talanquera, a todo aquel  que exija una revisión seria de sus desaciertos,  y porque no,  del reconocimiento de sus aciertos,  como las elecciones parlamentarias de 201O y las primarias de 2012.  Desestimando con estas prácticas  el hecho mismo de que solo la discusión, franca, sin corta pisas y de iguales,  acerca del papel que debe jugar ese colectivo hacia el futuro, hará posible recuperar de nuevo la ofensiva política y las expectativas de cambio, que a pesar de los reveses, hoy se sienten  más cercanas de la que muchos, de quienes allí se  erigen como dirigentes,  la perciben.

A todas estas el país avanza en medio de una gran vulnerabilidad económica, política y social. Seguimos transitando por el pedregoso camino de la polarización política, pero el pueblo y parafraseando al cantor, quien es sabio y paciente,  sabrá  buscar su propio derrotero y aún en medio de sus dificultades, a la hora de las definiciones y de no encontrar una verdadera vanguardia que lo conduzca a su victoria;  a los que hoy se empeñan en continuar errando y obstaculizando los caminos  prometidos de una Venezuela verdaderamente democrática, inclusiva, participativa y progresista, les dirá con su sabiduría infinita: Con la MUD…muchas gracias.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba