Opinión Nacional

¿Confiaremos nuevamente en el CNE?

«La primera vez que me engañes, será culpa tuya. La segunda será culpa mía»
-Proverbio árabe

Para todos aquellos que albergábamos algún tipo de esperanza de que el CNE, con sus actuales rectores actuarían ajustados a la ley y en defensa de los intereses del pueblo, nuestras ilusiones se esfumaron aquel fatídico 2 de Marzo cuando el Sr. Carrasquero anunció (primero a los pobladores ingleses y después a sus compatriotas venezolanos) que más de 800,000 firmas pasarían a «reparo» (cualquiera sea la definición que quiera dársele a este término).

No creo que ahora nadie tenga dudas que el Sr. Carrasquero se unió (y así lo ha estado desde el principio) a los otros dos rectores oficialistas, en la cruzada por salvar al máximo líder del partido, y actual presidente de la República, no importando cual sea el costo para sus coterráneos.

Como bien indicó Pompeyo Márquez en sus declaraciones del 3 de Marzo: «Político que no negocia es un político que no merece la dirección de nada». Ahora bien, ¿Con quién se debería negociar en este caso?. La Coordinadora Democrática y los líderes políticos de la oposición se encontraron en la encrucijada de decidir en que dirección se debería negociar: (1) Con el CNE oficialista, a quien no le tembló el pulso para tomar una decisión ilegal desde todo punto de vista, sin esperar los informes de rigor de las comisiones técnicas creadas; o (2) Con los observadores internacionales, para que convencieran al CNE que rectificara o de lo contrario sentenciaran en forma pública el carácter autoritario y poco democrático del gobierno venezolano.

Más allá de los «reparos» y «recontra-firmazos» que podamos llevar a cabo, y que seguramente realizaremos con éxito, la decisión del CNE crea un problema delicado en la búsqueda de salidas democráticas a la actual crisis política venezolana: La confianza en el árbitro.

Tenemos un árbitro en el que no confiamos, y me pregunto ¿podemos ir a algún proceso electoral organizado, dirigido y finalmente sentenciado por éste ente?

Después de la contabilización de firmas del Reafirmazo, yo era uno de los que se regocijaba con la cifra obtenida, ya que mi más simple sentido de la lógica me hacia creer ciegamente en que sería «imposible» eliminar o dejar de contabilizar más de un millón de firmas con las que se superaba la cantidad requerida para solicitar un referéndum revocatorio del mandato presidencial. Mi esposa y su excelente sexto sentido (en el que debería aprender a confiar más que en mi sentido lógico) indicaba todo lo contrario. Fue entonces cuando seguramente en una partida de dominó celebrada en el Fuerte Tiuna, a Carrasquero, Rodríguez , Tascón y Vivas (donde Battaglini era el apuntador), se les ocurrió la ingeniosa idea de eliminar firmas considerando que eran «planas» (demostrando así su excelente conocimiento en estas técnicas) .

En toda negociación existen al menos dos partes que deseen obtener algún beneficio al llegar a un convenio. En este caso tenemos claro cual es el objetivo de la oposición: la realización del Referéndum Revocatorio del mandato presidencial antes del 19 de Agosto de 2004. Pero, ¿alguien ha pensado cual es el interés de los 3 rectores oficialistas en negociar?

Mi sentido lógico en este momento indica que desean proporcionar al gobierno Venezolano una apariencia democrática y legitimidad que ha perdido en los últimos meses. Si tal es el caso, y siendo ellos los árbitros en los próximos procesos electorales a realizarse, ¿estamos dispuestos a facilitarle esta apariencia al gobierno, sin ni siquiera tener la seguridad de que se realizará el referéndum?

Apoyaré las decisiones que tomará la Coordinadora Democrática en los próximos días, y considero que más allá de las diferencias de opinión que tengamos, es el momento de actuar en bloque, al unísono. Sin embargo, esta vez acudiré a mi esposa para escuchar su sexto sentido antes de generarme falsas expectativas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba