Opinión Nacional

¿Consenso, o sin censo?

Cuando me pregunto quiénes somos (como conjunto) y miro a mi alrededor, me percato de la inmensa diversidad de individuos que considero pertenecen a mi “somos”. Al mismo tiempo, se me plantea preocupantemente la duda de si esos otros que considero mi “somos” pudieran no reconocerme en el suyo propio.

Entiendo que quienes somos o estamos de un lado u otro, somos todos los que descubrimos que tenemos problemas o intereses comunes a resolver; y que son por lo tanto, “los problemas comunes a resolver”, los que nos permitirán la posibilidad de comenzar a entender este “nuevo conjunto virtual” como nuevo conjunto real.

Esta claro que para aparecer como una alternativa viable de oposición necesitamos censarnos, contarnos públicamente, hacer real un “conjunto opositor”

Dada la “universalidad” de clases, educación, oficios, tendencias políticas, religiosas, étnicas, etc., que aparentemente han coincidido en tener problemas o intereses comunes (me refiero a la abstención), es fácil deducir las complicaciones de consensuar, de consentirse mutuamente y dejar esas “universalidades” mencionadas anteriormente para etapas menos apremiantes que las que vivimos hoy.

“Es la voluntad que anima a los promotores y firmantes del manifiesto “EL 4-d: UN MANDATO DEL PUEBLO A LA NACIÓN”. Transformar en fuerza positiva y en voluntad afirmativa lo que fue un gigantesco rechazo: el 83% comprobado de abstencionismo frente a la convocatoria electoral de diciembre pasado. (Antonio Sánchez García)”.

Es indispensable, imperativo, que la universalidad de descontento que caracteriza nuestro tiempo, encuentre un icono propio: el icono del 4-d, me atrevo a indicar sin albergar ningún tipo de duda, que nos ayude a consensuar nuestras diferencias en aras de fortalecer una supraidentidad que verifique nuestro manifiesto interés en un cambio político para la Venezuela del 2007.

Firmar el manifiesto: (%=Link(«http://www.PetitionOnline.com/mandato»,»petitiononline»)%), es comenzar a abrir las puertas al sano y necesitado censo de nuestro consenso social.

Sin consenso no habrá censo. Y sin censo, tampoco la fuerza que logre hacer presión para obtener, al menos, un Consejo Nacional Electoral digno de confiar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba