Opinión Nacional

Consigna 1

Hasta donde llega nuestro acercamiento a los planteamientos del socialismo, comunismo, colectivismo, sobre todo el marxista, nos permite recordar y comparar. Recordar las viejas tesis y consignas fracasadas y ahora resucitadas en Venezuela. Comparar con algunas declaraciones de los funcionarios del gobierno actual, en esta oportunidad en materia económica, relacionado con el sector agroalimentario y educativo.

Uno. Se ufana un ministro por una de las tantas cadenas de todos los medios, dictadura mediática que ejerce el gobierno, de los supuestos avances en materia agroalimentaria. Ya casi, según el, esta resuelto el problema del abastecimiento. La economía socialista (contrasentido) cuenta con una creciente industrialización del campo y con las eficientes cooperativas, anticapitalistas. La realidad cotidiana lo desmiente. Hay escasez, visite el mercado. Pero la consigna y la propaganda lo son todo para los marxistas.

Dos. Sus bases, industrialización, que no se ve ni se siente, y cooperativismo, cuyo estruendoso fracaso es imposible esconder. Falta conocer el monto del dinero perdido y/o botado en tamaña estafa. Tipo Potemkin.

Tres. Pero “sigámosles” la corriente, como dicen en el campo, el “juego perverso” a estos émulos de los rojos rojitos de antaño, de la Urss desaparecida, de la China de Mao, de la Cuba de los Castro, y escudriñemos cuanto anuncian, porque a estos tipos hay que “matarles el gallo en la cabeza”, como bien dice el refrán popular, sobre todo, en los ambientes de jugadores de gallo.

Cuanto parecen desconocer estos rojos es que la cooperativización necesita, de acuerdo a los creadores del marxismo, para su existencia y de acuerdo a los implantadores del comunismo, una revolución cultural. Y por eso fue consigna de V.I. Lenin quien lo dejo escrito en su “Paginas de un diario”. Allí, también, examino algo que consideraba fundamental, como las relaciones entre la ciudad y el campo. Sin la revolución cultural no hay revolución política ni económica ni de ningún tipo. No hay revolución socialista, comunista, colectivista, como en efecto no hubo porque se acabo, desapareció. La corrupción la mato. Es contraria a la naturaleza humana.

Cuatro. Así que aquí les va un alerta bien particular a los profesores, maestros, educadores, de este país; a los dirigentes gremiales y sindicales de los maestros y profesores del país. Conocemos de sus limitaciones frente al gobierno que es quien les paga a mayor número; pero también esta cuanto se gana si impedimos que a las nuevas generaciones se les esclavice con el socialismo, comunismo, colectivismo y la degradación humana y si pueden vivir con libertad. El espejo cercano es Cuba y aquí tenemos a los cubanos alquilados por ese régimen y para esclavizar a los venezolanos. No es cuento, es una realidad y una verdad.

La intención del gobierno socialista, comunista, colectivista, está clara: colocar al maestro, al profesor, como el multiplicador del socialismo, comunismo, colectivismo, dirigido desde la habana. Esa es su intención y hacia allá van dirigidos sus esfuerzos, claro esta, con la complicidad de algunos compatriotas bien pagados como hizo Roosvelt y Stalin con ambos, Mao y Chiang.

Cinco. V.I.Lenin aconseja como hacerlo y apunta: “si quieren realizar la revolución cultural…es indispensable trasladar todo nuestro presupuesto estatal a la educación primaria”. Y como todo encantador de serpientes, en esta caso para captar incautos, de inmediato, agrega…”nadie puede asegurar que esto se puede llevar a cabo de inmediato y ni siquiera durante el corriente año…pero la decisión es revolucionaria”.

Según el propio V.I. Lenin tanto la revolución cultural como esta primera medida de emplear el presupuesto (suponemos que el mayor presupuesto posible) en la educación primaria tendrá su oposición. ¿Quiénes se oponen? La costumbre, el modo de vida, los prejuicios, la rutina, la burocracia establecida, la estructura social. Entonces hay que mirar hacia el medio rural.

Seis. ¿Cómo iniciar la revolución cultural? Según Lenin, estructurando las organizaciones obreras de masas para penetrar el campo y llevar el comunismo al campo con mucha propaganda, con bombos, algarabía, palabrería y mucho ruido, platillos, tambores, etc., porque eso, la propaganda, el ruido y la palabrería, le agrada mucho a la gente y es mas importante la propaganda que los hechos.

Siete. Pero siempre hay un pero y el mismo Lenin explica: No se pueden difundir en el campo ideas puras y exclusivamente comunistas. Hasta que no dispongamos en el campo de una base material para el comunismo, hasta entonces esto resultará, diría, perjudicial, esto resultará, diría, funesto para el comunismo.

«No. Debemos comenzar por establecer relaciones entre la ciudad y el campo sin el objetivo preconcebido de implantar el comunismo en los distritos rurales. Es un objetivo que no puede ser alcanzado ahora. Es inoportuno, y plantearse ahora un objetivo semejante reportaría daño a la causa en lugar de beneficio».

Ocho. El alerta va también para nuestros compatriotas que viven en el campo, que les gusta vivir en el campo. La burocracia gubernamental les esta usando para su beneficio y les esta repartiendo migajas, les esta dando espejitos y halagos, no sustancia. Les toman su firma para cualquier fin que ellos se propongan, los llevan a los mítines para hacer bulto, los tienen bajo amenaza y chantaje permanente. El reparto de dinero y recursos va solamente para sus incondicionales. La construcción y establecimiento de plantas de procesar agro alimentos termina siendo una nueva hacienda para un incondicional, para un familiar, para un importado y, lo peor, un centro de esclavitud, de sumisión y control estatal. Todo un aparato burocrático manejado desde un ente ministerial para servir a un usurpador y tirano y un piticubano. ¿Y siguen las consignas?…

Nota: 01. Los votantes por el No sumados a los abstencionistas son mas de 10 millones de electores: rechazan el gobierno del aspirante indefinido, piticubano, aun cuando este enmiendada la constitución. Así de directo y de sencillo. La resistencia y la oposición y los abstencionistas son mayoría en el país, aun cuando una minoría tenga el gobierno y abuse con el. 02. Sigue el show mediático montado por el gobierno con postulante indefinido en pleno desarrollo para engatusar idiotas. Pero más de 10 millones de electores rechazan este gobierno y su show. Mayoría. ¿Cómo es posible que una mayoría se deje acorralar por una minoría y, además, soporte el supuesto comportamiento de “pandilla”? Insólito, pero cierto. 03. ¿Qué será de la vida de los partidos liberales venezolanos?
“He sido rica y he sido pobre; ser rica es mejor” Sophie Tucker

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba