Opinión Nacional

Construir la mayoría

Dos posiciones se debaten en el seno de la oposición democrática, posiciones que por lo demás tienen algunos matices, pero que en definitiva convergen en los mismos objetivos. Por una parte una de las posturas insiste en forma recurrente y, en algunos casos, con posturas radicales, en que no debemos acudir a las elecciones bajo ningún conceptos, por cuanto nos encontramos en presencia de un régimen dictatorial y ninguna dictadura admite que haya elecciones y cuando las acepta lo hace porque tiene el control pleno de los resultados electorales, asegurándose que resultará triunfador en los comicios; quienes militan en esta posición, tal vez acepten que hay que exigir condiciones para cambiar su postura, pero las condiciones que están en condiciones de aceptar, son de imposible ejecución, o no llevan a obtener el objetivo propuesto. Algo así como que “tu lo que quieres es que me coma el tigre”. Los más extremistas consideran que sólo con un golpe fuerza o una invasión extranjera, lograremos salir del “sátrapa”, por lo que es inútil intentar cual vía electoral, para resolver la crisis política. La resistencia es la regla.

Del otro lado, estamos los que creemos en la participación democrática a todo evento, aún cuando en un primer momento las condiciones no sean las más adecuadas, puesto que apostar por un golpe de estado, es como jugar al “aprendiz de brujo”, que una vez que desata la fuerzas, no sabe que hacer con ellas, siendo impredecibles las consecuencias. Como decíamos en anterior articulo, es necesario unir todos nuestros esfuerzos para lograr un árbitro electoral que ofrezca confianza a todos electores, que el Consejo Nacional Electoral asegure elecciones limpias y que los resultados puedas ser auditados y revisados para estar seguros de que no habrá fraude y además, la oposición democrática debe unirse en torno a un solo candidato, comprometido con una oferta electoral y un programa de gobierno, fruto de un consenso y con el apoyo de todos, que permita ser entonces, más que
la oposición, la alternativa a una parodia de revolución, empeñada en destruir las instituciones y que esta poniendo en juego el futuro de la República.

Es lamentable ese proceso de descalificación permanente que observamos entre la misma oposición, solo porque están de un lado o del otro de estas posiciones que venimos comentando; escuchar en televisión a dirigentes de oposición que mutuamente se acusan en un programa que uno es más minoría que otro, sólo permite concluir que por esta vía en la oposición no vamos a ninguna parte. Parece que el enemigo esta dentro y no fuera.

En Copei hemos venido sosteniendo que en la oposición es fundamental ir construyendo una nueva mayoría, discurso que hoy asume también otro movimiento político y bien bueno que nos sigan en esta idea. Construir la mayoría no implica aceptar sumisamente las condiciones impuestas por el régimen, sino que hay que dar la pelea hasta el final, fomentando la unidad en torno a un candidato, exigiendo elecciones sin instrumentos que posibiliten el fraude y reivindicando que se le asegure a elector que su voto será respetado, buscando siempre participar en condiciones de seguridad y confianza.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba