Opinión Nacional

Corrupción y hambre

El prestigio admirable de un país con formidable empuje en su crecimiento económico y social, así como un régimen respetuoso de las libertades públicas, la Constitución y las leyes, pasó a ser una nación carcomida por el odio, la procacidad e ignorancia de la prepotencia.

Tenía Venezuela una voz propia tanto en el continente americano como en el concierto mundial de las naciones. Una voz equilibrada en el saber con la propiedad altamente valorada para ser escuchada y respetada. Eso se acabó. Ahora es la altisonancia ignorante y servil la que ronda los espacios que dan audiencia con la chequera de petrodólares americanos. Todo ello por la instauración de un régimen fuera de la legitimidad primaria producto de un resultado electoral cuestionable que, en su laberinto ilícito, se desmorona por propia cuenta.

Así Venezuela va en caída libre al precipicio de lo impredecible. Y en verdad es incomprensible el estado de quiebra en que se encuentra la nación, con un espantoso cuadro de miseria y violencia que desnuda el estado cruento de una situación muy grave en todos los órdenes del quehacer nacional. La corrupción administrativa constituye la práctica preeminente de las políticas perversas del totalitarismo. La corrupción constituye el vivo ejemplo de la solidaridad regimentada, eficientemente elaborada con lo cual se obtiene pasaporte de impunidad. Ese es el régimen que los venezolanos condenamos día tras día cuando el desabastecimiento, las epidemias y el dolor, hacen estragos en la población.

Hemos llegado a un campo minado de dolencias infinitas. El pueblo venezolano sufre las consecuencias de la destrucción y la implacable mezquindad del oportunismo de los beneficiarios de la factura petrolera. Por eso debemos entender que nuestra fuerza es la unión en la calle con todos los sectores democráticos en avanzada decidida por la libertad.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba