Opinión Nacional

Cristianismo y Socialismo Participativo y Democrático

Las circunstancias y coyunturas que estamos viviendo, en la medida que transcurre el tiempo exigen definiciones claras y concretas que nos ubiquen de acuerdo con las exigencias que nos plantean las realidades de la vida. Pero en este orden de cosa se interponen ante nosotros, intereses establecidos, presiones y miedos que pugnan por paralizar nuestro pensamiento y hacernos a un lado.

No creo que sea el momento de hacernos a un lado y no expresar con honradez y claridad lo que pensamos. Considero que todos los que queremos encontrar salidas positivas para Cuba y para el mundo, estamos obligados moralmente a expresar sin ambages ni medias tintas nuestras ideas y criterios para propiciar el diálogo y el análisis que estimule la búsqueda de soluciones en equidad distributiva y justicia social con la participación de todos por igual en armonía y paz. Hay que dejar atrás los rencores y los odios que nos enfrentan y nos dividen. Ante los problemas de la humanidad, de la patria y de la vida sobre la tierra, la unidad con principios y el respeto por la diversidad es imprescindible.

En mi opinión, considero que en el Socialismo Participativo y Democrático está el presente y el futuro. Mi pensamiento es socialista y cristiano. Creo que el problema que tenemos por delante después de 50 años de Revolución, es buscar en los errores y deficiencias, causas y soluciones para hacerlo efectivo definitivamente.

Socializar la propiedad sin centralizaciones ni burocratismos, implica propiciar verdaderamente la participación de todos en la producción y los servicios con fórmulas eficientes que propicien el sentido de pertenencia sobre la base de una distribución socializada de la retribución, que sustituya los conceptos de trabajadores asalariados por el de trabajadores asociados.

Las formulas de las equivalencias como base económica para el intercambio de mercancías y servicios dentro de la economía social con el funcionamiento de los consejos de trabajadores como centro ejecutivo esencial en la base en estrecha coordinación con el estado que concentrará la banca, los créditos y los sectores básicos de la producción y los servicios es una práctica de participación y democracia, que caracteriza las esencias del Socialismo Participativo y Democrático que estamos planteando establecer.

Lógicamente estos son principios e ideas complejas que requieren una mayor explicitación y en este sentido Pedro Campos y otros compañeros han estado escribiendo con amplitud al respecto. No obstante el desenvolvimiento de un diálogo social con la mayor amplitud de participación, es lo más necesario en las actuales circunstancias para buscar efectivamente el criterio de todos y el consenso al respecto de la solución de nuestros problemas, sin que nadie pueda considerarse dueño de las verdades absolutas.

Creo que es justo e importante responder la pregunta que podrían plantearse algunos sobre si estas ideas marxistas tienen puntos de coincidencia y son concordantes con el Cristianismo. Al respecto quiero expresar brevemente algunos conceptos y consideraciones que ayuden a esclarecer esta interrogante:

Jesús en su tránsito sobre la tierra estuvo rodeado y actuó a favor de los excluidos y de los pobres. Su compromiso con el pobre está claramente expuesto en el Evangelio, incluso no se ocultó para condenar a los que buscan acumular tesoros en la tierra que según dijo están expuestos a la prolilla, el herrumbre y los ladrones que los roban.

Jesús nunca expresó apoyo a la acumulación de la riqueza ni a favor de los poderosos que se encumbran por encima del pueblo, aquel planteamiento tan famoso de que antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico en el reino de los Cielos es tajante y preciso al respecto; mientras que la expulsión de los mercaderes del Templo fue la consecuencia de la palabra con los hechos que lo caracterizó todo el tiempo en su tránsito terrenal.

El mandato que Jesús plantea a sus discípulos es explicito de su compromiso con los pobres y lo cito textualmente según el evangelio de Mateo capítulo 10, versículos 7 en adelante: “Yendo proclamad que el Reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis, dadlo gratis. No os procuréis oro ni plata, ni cobre en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón porque el obrero merece su sustento”

En el libro Hechos de los Apóstoles, en donde se relatan los primeros tiempos del cristianismo se expresa textualmente en su capítulo 2 en su versículo 44 los criterios básicos de vida y retribución que ellos aplicaban en sus comunidades y cito: “Todos los creyentes estaban de acuerdo y tenían todo en común, vendían sus posesiones y sus bienes y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno”. Creo la cita es explícita y sobran comentarios.

Mucho más podría citarse, solo basta con leer detenidamente el Evangelio, quizás en el futuro vuelva sobre el tema, pero para no extenderme mucho y terminar el presente artículo, quiero citar finalmente en Mateo 25, 31 en adelante, la fórmula del Juicio Final que plantea Jesús para juzgarnos a todos. Creo que es concluyente y explícita en relación con la equidad, la justicia y el amor: “…Venid benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me distéis de comer; tuve sed y me distéis de beber, era forastero y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel y acudisteis a mí. Entonces los justos le responderán: Señor ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te acogimos o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo y en la cárcel y acudimos a ti? Y el rey les dirá, en verdad os digo, que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis: “

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba