Opinión Nacional

¿Cuál socialismo?

Los nuevos piratas del Caribe del PSUV, que andan por toda Venezuela gastando millones de dólares en publicidad, en pancartas y demás, deberían, si se dicen ser tan socialista, si se dicen tan humanista, empiecen por hacer las cosas que hay que hacer y dejar de estar hablando tonterías, dejar de estar amenazando; sean eficientes, eficaces,  atiendan los problemas reales y no las locuras del socialismo comunistóide que pregonan que en ningún lugar del planeta tierra ha funcionado, andan como perros sin cadena, pero como son unos grandes jaladores del corrupto y corruptor mayor, pierden su dignidad y hasta sus personalidades cuando Sebastián habla, dice y maldice cuantas veces le viene en gana.  El 26 S, son elecciones para la Asamblea Nacional, no un plebiscito, y lo que se busca es solventar los problemas locales de cada Estado en el país. Lo que se busca es una Asamblea Nacional plural, democrática y tolerante. No una Asamblea que obedezca ciegamente los designios de un caudillo tropical y troglodita.  

¿Socialismo?  Que el transporte público funcione, que mi hospital este dotado de la más alta tecnología y personal técnico, no de cubanitos piratas; ¿socialismo? Que mi sueldo alcance para hacer las compras básicas mensuales; ¿socialismo?  Que pueda disfrutar de días de esparcimiento sin temor a ser secuestrado, robado y matado como un animal; ¿socialismo? Que se respeten los derechos de todos por igual, que las instituciones que administran justicia, y demás poderes públicos sean de igualdad de condiciones para todos; ¿socialismo? Que mis vecinos, y mis familiares puedan vivir en paz, en armonía; ¿socialismo? Que las escuelas, liceos y Universidades estén dotadas y sus profesores y personal técnico y administrativo tengan buenas remuneraciones acordes con sus capacidades y demandas del mundo capitalista del siglo XXI; ¿socialismo? Que a los jubilados de la administración pública le sean canceladas sus deudas y mejorar sus condiciones de vida; ¿socialismo? Que todos tengan viviendas dignas, carreteras bien pavimentadas; ¿socialismo? Que no mueran hombres y mujeres en las cárceles injustamente; ¿socialismo? Que cuando protestemos en defensa de nuestros derechos, nos sean atendidos los reclamos y no morir en la lucha como paso con el valiente y honorable Sr. Franklin Brito; ¿socialismo? Que se respete la propiedad privada y no de parcialidad alguna; ¿socialismo? Que los recursos de PDVSA no queden en manos de un grupo político que se creen dueños de Venezuela y han dilapidado 995 mil millones de dólares; ¿socialismo? Que todos los jóvenes tengan derecho a un trabajo, a una vivienda digna, a una mejor calidad de vida; ¿socialismo? Que los niños de la calle puedan ser útiles a su país y que se cabe la gran pobreza; ¿socialismo? El de Noruega, Holanda, Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Alemania entre otros…

¿De cuál socialismo hablan estos retrógrados contumaces? El del pillaje, la delincuencia, el del aplaudir cuanta locura se le ocurre al Mico de Miraflores; el socialismo de PUDREVAL, el socialismo de Fidel Castro, (Comunismo, 50 años en el poder y Cuba arruinada) el socialismos de la boliburguesía más apátrida y enriquecida ilícitamente que haya parido nuestra historia republicana, el socialismo de regalar los petrodólares por el mundo a costa de la pobreza y marginalidad de un altísimo porcentaje de venezolanos.

Eso, ni es socialismo ni es nada, eso es simplemente la demostración de 11 años de desencuentros, de ruptura institucional, de 11 años de la más grave crisis económica y política de la Nación, 11 años de la destrucción de la industria petrolera, eléctrica y energética, por un modelo ideológico históricamente nefasto.

La desesperación de los candidatos del PSUV y de Chávez es elocuente porque ven y están palpando que en Venezuela existe una nueva mayoría política, (MUD) una nueva mayoría que piensa en una Venezuela mejor. Y una nueva mayoría que es producto de la ineptitud de los diputados de la Asamblea que solo responden a su jefe, y Chávez sabe que su popularidad está en caída libre por la gran corrupción de 11 años de desgobierno.

Yo, particularmente voto en contra de ese socialismo del modelo Cubano que no es más que comunismo. El 26 de septiembre, no es una batalla, no es una guerra, es demostrar que la democracia se impone y Venezuela no es Patria socialismo o muerte. Venezuela es hija de la democracia, Venezuela no es Roja, rojita de tanta sangre derramada en las calles, Venezuela traumada y violada por estos apátridas se pone de píe para frenar el proyecto comunista de Chávez y sus secuaces de botín.

En definitiva y como dijo el Che Guevara en; La planificación socialista, su significado: Realizar una revolución sin condiciones, llegar al poder y decretar el socialismo por arte de magia, es algo que no está previsto por ninguna teoría”.   Entonces, en qué quedamos; ¿de cuál socialismo del siglo XXI están hablando?…

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba