Opinión Nacional

¿Cuáles intereses defiende PJ?

Para lo que queda va el resto. La unidad no puede hacerse detrás de una política de capitulación abierta al régimen chavista, que se prepara a sancionar su dictadura legal mediante un referéndum tramposo más.

Si en Primero Justicia, no solo ya están dispuestos a ir a votar en esa mega trampa refrendaría, sino que piden le discriminen para ellos algunas de las reformas que creen son positivas, para votarlas a favor, la verdad no se ni cuales ni me interesan, estamos en presencia de una organización alineada tras los intereses del plan dictatorial.

Sin embargo, la pregunta que muchos se plantean y que responderé aquí es ¿Por qué lo hacen?

Lo más fácil es endilgarles un acuerdo directo con el régimen para enriquecer a sus dirigentes, como a los de la legión de bandoleros rojos, de depredadores del fisco nacional.

Les propongo a mis lectores que no seamos tan primarios en este dictamen, porque en verdad es más complicado que esa constatación simplista.

Decirles sablistas, prevaricadores, esbirros y cuanta ofensa nos sea posible, sin embargo no nos resuelve el problema de entender: ¿porque una organización que logró con astucias y mañas hacerse de un gran pedazo del pastel electoral el 3 de diciembre último, y que reúne a muchos honestos demócratas, necesita acudir, con tal nivel de desvergüenza, en auxilio del régimen?

La respuesta está contenida en la pregunta misma. «DEBEN ACUDIR EN AUXILIO».

Es el gobierno chavista quien clama por ese apoyo externo, porque ya perciben el soplido de odio de las mayorías del país en el cogote, porque ellas ya alcanzaron con sus privaciones la conciencia de que estas tienen su origen, en las ineficiencias de los burócratas piratas y empezaron a descubrir que el gran charlatán, es el responsable de todo, al salir a darles su aval, sin ambages, como ocurrió con los grandes corruptos de PDVSA.

El mismo Chávez, es quien pide «una presidencia vitalicia por favor», porque ya siente el sol en la espalda y apelan a todos los que puedan ayudarle, en la agonía de su experimento demencial.

Y a él acuden solícitos, sólo los que tengan algo o mucho que perder, con la quiebra de esta piltrafa de régimen.

Amigos no nos engañemos más con el coco del comunismo totalitario. Este gobiernucho de Chávez, es el peor de una serie, del tipo de gobierno que edificaron algunas elites empresariales y sus secuaces políticos beneficiarios, equivalentes en su tiempo a esta peste roja, aunque fuesen mas soportables y menos chambones, para usufructuar su colchón de divisas abundantes, vivir protegidos en sus ganancias obscenas, construyéndose un muro de desvergüenza que ya dura décadas, y que celosos defienden en su condición de empresarios ricos con empresas quebradas.

Estamos bajo el manto «protector», mas que nunca, del maldito modelo proteccionista del empleo subsidiado con plata petrolera, la riqueza fácil, tras la jugosa comisión del dolo prevaricador como fuente primigenia del disparo social a la jet set, la cuenta en dólares, protegiéndose de la volatilidad cambiaria y su subsiguiente fuga de la inversión nacional, dejada a un lado por preferirse, eso con infinita lógica, la colocación de la nueva o vieja fortuna revitalizada, en fondos de poco riesgo en USA.

No estamos hablando de Julio Borges, el puede ser hasta un buen tipo como persona, estamos hablando de él como cabeza de un partido mercenario de esos intereses «difusos» de una amplia macolla empresarial de vieja data, que sólo puede seguir amasando sus colosales haberes, a la sombra del Estado y mediante prácticas monopólicas.

Estamos hablando de una clase media ablandada por su descubrimiento, desde hace varios años, pero particularmente buchona desde hace tres, que disfruta con sus dólares de turismo y compras externas subsidiadas al 50 % .

Todos sabemos que la diferencia del dólar oficial, que se reciben a 2.200 y los bonos que compran a 3000, le cuestan a los venezolanos de a pie a 4200-4400 bolívares, a precios reales.

Julio y Ocariz, apenas son los representantes accidentales de ese modelo de complicidad nacional con el despilfarro de la «fosforito» viajera, degustando tapas en Madrid con sus íntimas amistades de la cúpula roja rojita, que representan solo los incómodos compañeros de vuelo, 3 de cada 10, de quienes viven vociferando contra Chávez, pero disfrutando del raspado de olla.

Este es el régimen, no de los pobres infelices ataviados de rojo ya descolorido, clamando con una criatura mocosa en el cuadril, por la vivienda mil veces prometida y mil veces burlada.

Este es el régimen de Antonini y de los guisadores que iban con él, a entregar en Buenos Aires el maletín número 100.

Los de Primero Justicia, así juren por puños de cruces que nada tienen que ver con el gobierno, deben saber que opinamos que su postura de alcahuetes si los señala como la expresión consciente de esa gran rochela consumista de la clase media adinerada y silente, frente a la dictadura que avanza.

Pregúntenle a la madre de un asesino de siete suelas, su opinión sobre su muchacho que se lo llevan preso, luego de darle una ruma de carajazos, y dirá: » a él me lo engañaron, lo que si es verdad, es que él tiene una mala junta y son los otros los que me lo enredaron en este problema, mi hijo es inocente…»

Con un nivel de estupidez comparable, en política, se nos propone discriminar las malas juntas de las buenas reformas de Chávez y quien nos lo dice, son aquellos a quienes les han sobrado recursos gigantescos, para mantener por años y años, un partido bastante próspero.

Si no es el gobierno quien los financia, y admitamos de entrada que podemos suspender esa afirmación, que ellos deben considerar calumniosa, solo puede explicarse la bonanza de PJ, como una obra de interesados mecenas en mantener este régimen político, o de forma creciente debe venir de cuantiosos fondos, de grandes magnates, que quieren a través de PJ entenderse con este gobierno.

Como ya estamos muy viejos para creer en reyes magos o su sustituto malquerido, el paradójicamente rojito Santa Claus, es hora de que terminen de desnudarse cuales son los intereses empresariales que han sostenido este régimen, por ocho años y medio, y que nos piden ahora, por la vía de PJ, que votemos las cosas positivas de la infame reforma de presidencia vitalicia para el mostrenco sabaneitor.

Quiero hacer la salvedad que cualquier gran empresario tiene derecho a resguardar sus fortunas, sus haberes en peligro y sus activos, de la mano pelúa de un gobierno venal y chantajista como éste.

Puedo incluso hasta aplaudir que se metan por los intersticios de este socialismo peorro, que es sólo un disfraz burdo de enriquecimiento de una nueva clase de burgueses y burócratas rojos, ahítos de billuyos por prevaricación u «oportunidades» de origen en maletines o no.

No ando en plan de moralista, y si defiendo un sistema basado en el lucro.

Lo único que exijo es que no se nos tome por imbeciles, cuando se pretende engañar a millones, con la prédica de que lo propuesto, por ejemplo por PJ, favorece la apertura democrática y otras pendejadas.

PJ está defendiendo poderosísimos intereses, de gente que se entendió o quiere entenderse con este régimen.

Los que queremos que este régimen caiga, que se vaya al demonio de una buena vez, que queremos que aprovechen la muerte de Fidel para que también agarren viaje en ese mismo tren y se despidan de aquí, tenemos asumido que ese referéndum es para atornillar a Chávez en su presidencia vitalicia y borrar lo que queda de la descentralización, sin ni siquiera mencionar lo que quedaba de salvaguardas del sistema monetario, que ahora entrará constitucionalmente en los bolsillos del déspota.

A veces, hasta teniendo la certeza que somos prisioneros de un sistema electoral fraudulento, como era el caso para el 3D, puede caber, a conciencia, la posibilidad de participar de una justa electoral, en la que tengamos interés, para dar una batalla por reunir nuestras fuerzas y desplegarlas en combate.

Esa eventualidad para mi existió en las elecciones de 2006 y fracasamos rotundamente al suponer que la consigna del cobro era una bandera para mantenerla en alto y no para arriarla al primer minuto.

La posibilidad de un uso pragmático de participación electoral quedó desacreditada, no se por cuanto tiempo, al convertir esa participación en un insensato apoyo al régimen.

Quienes como yo no hagan de lo electoral un dogma de fe, para participar o no, deberán tomar en cuenta que, precisamente por lo reciente del gran fiasco del 3D, aquí no va a votar nadie, y conviene sencillamente lanzar la consigna de abstenerse en semejante farsa, que solo quiere legitimar la presidencia vitalicia del mostrenco sabaneitor.

La consigna ideal sería el boicot electoral y exigir esa noche, luego del desierto electoral durante el día, simple y llanamente la renuncia de Sabaneitor…pero para eso tendríamos que ver primero si hay dirección y disposición de millones para alentarla cercanos a esa fecha.

Llegué a la conclusión hace mucho tiempo, que no es el pueblo llano quien quiere que este gobierno sobreviva.

Algunos centenares de miles de gente humilde, acostumbrada o condenada a la dádiva pública, evidentemente pueden ser pasto fácil de la rémora de conciencia alquilada a favor del régimen.

Otra cosa muy distinta son los vivianes y rufianes y sobre todo sus muchos nuevos ricos, a quienes por supuesto no les va la vida, pero si pasiones enceguecidas, a favor del sectarismo por este socialismo peorro de despilfarros del maná petrolero con dólares americanos.

Pero mi absoluta convicción, es que el mayor soporte de este gobierno es el de dos tercios del viejo empresariado proteccionista, de sanguijuelas del viejo estado clientelar,
asociado a estos patanes nuevos ricos, comedores de arepa con chicharronada acompañada con Champagne Veuve Clicquot.

Una rara intuición les dice, a los cultores de ese capitalismo que viene de los años setenta, de chupacabras de la renta fácil, que vivimos en los estertores de ese modelo económico social y se aferran incluso de los suspensorios de Chávez, su último y mas intransigente defensor, para disfrutarlo mas que nunca, así el país se vaya al diablo.

Ellos saben también, que ese modelo, fabricante de miserias colectivas, es absoluta y totalmente ajeno al capitalismo efectivamente concurrencial, productivo y global, que marca la distancia entre las naciones cuyas élites asumen los retos de hacer prósperos a sus pueblos, mediante la disciplina y aquellos que siguen postrados a los ídolos de barro del estado, solo para beneficio de la minoría que lo parásita.

Esa intuición les dice que el fin de la manguangua se acerca, y el país todavía en importantes sectores quiere que siga, aunque sea con Chávez, pidiendo que votemos por pedazos la reforma, para preservarse de la indignidad de votarle la elección indefinida pero si darle señales que queremos que el país siga como hasta ahora, derrochando con dólares a 2.200 y bonos a 3.000, lo que les costara en términos reales 8.000 o 10.000 a nuestros hijos y nietos, a quienes dejamos la pesada carga de un endeudamiento demencial de futuro.

Que siga la fiesta, elijamos a Chávez rey de una vez y que Primero Justicia seleccione los pajes de la corte.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba