Opinión Nacional

¿Cuándo éste CNE dejó de ser una caja negra?

Quien acá les escribe, como tantos venezolanos seria feliz si tal expresión fuera una realidad certificable. Pero a la fecha no lo es. Han sido demasiadas las irregularidades derivadas de la actuación del Consejo Nacional Electoral en ejercicio como para otorgarle hoy día el beneficio de la duda.

Por el contrario, el CNE actual no cesa de brindar muestras públicas de divorcio con la constitucionalidad que lo regla, para en su lugar adaptar su común accionar en beneficio del régimen socialista del teniente coronel Hugo Chávez. Para muestra un botón: Su actual resistencia a hacer pública la fecha exacta de los comicios locales, regionales y presidenciales a celebrarse el año entrante.

Casos como el anterior no pasarían a mayores sino formaren parte de una larga lista de acciones y omisiones siempre favorables al socialismo en gobierno, hechos públicos, notorios y comunicacionales que hoy pesan demasiado a la hora de otorgar la buena pro a este CNE.

Más aún luego de revisar en detalle la conducta pública de sus 5 principales rectores cuyo accionar al tiempo presente hace racionalmente imposible les concedamos la imparcialidad que de ellos demanda la Constitución.

Demasiadas las irregularidades muy recientes sus consecuencias, verbigracia: las elecciones parlamentarias 2.010 y la inconstitucional metodología de asignar diputados; ¿como hacer caso omiso al pronunciamiento de Juan Carlos Sosa Azpúrua en su lanzamiento como candidato presidencial el pasado 26 de agosto?

Según Azpúrua «luego de haber estudiado a fondo la infraestructura electoral, existen fundamentadas razones para saber que a menos que se modifique estructuralmente el proceso de elección, será imposible lograr un cambio de gobierno en Venezuela». De obtener las condiciones exigidas Azpúrua aspira a que los venezolanos «podrán ejercer su voto con confianza, como genuino instrumento de elección». Fuente: eluniversal.com. 27-08-2.011.

Las anteriores son afirmaciones que adquieren fuerza sólo en la medida que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), legítimo representante de las fuerzas demócratas en Venezuela, continúe silente ante un órgano electoral que huérfano en credibilidad y rico en irregularidad está incluso llamado a cooperar en la celebración de las primarias demócratas pautadas para el 12 de febrero de 2.012. ¿Desde cuando el socialismo es digno de credibilidad? MUD, tiene la palabra. ORA y LABORA.


Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba