Opinión Nacional

Cuando la dignidad Latinoamericana se queda en el camino

Tres frases u oraciones de los líderes de nuestro último tiempo tendrán que ser recogidas por los historiadores del futuro que dentro de cien años se preguntarán ¿Qué tenían en sus cerebros los líderes socialistas latinoamericanos, que de tanto vociferar en contra del imperialismo americano, y que de pronto se bajaron los pantalones y asumieron la posición deshonrosa? La respuesta ya se la pudiéramos entregar desde ahora: NADA. No tenían nada en sus cerebros, porque evidencias de esa vaciedad de denteritas e incapacidades sinápticas hubo muchos ejemplos por más de 70 años. que llenarían todas las páginas de esta revista del pensamiento venezolano y latinoamericano.

Las tres últimas frases históricas son las siguientes: “El tirano llega a Tirana”, leída en un pasquín dependiente de la ayuda cubana que se edita en Quintana Roo y que leí en mis vacaciones de verano en Cancún del 2008. El escritor del pequeño texto es el mismo que ahora emite el canto del cisne en reflexiones a diario en el GranMa de la Habana. El mensaje era simple, como su cerebro. El tirano era el entonces presidente Bush hijo, porque había sido aclamado por las masas albanesas agitando la bandera norteamericana. Fidel Castro no podría jamás, ni durante el comunismo del loco Enver Hoxhia ni menos después de la muerte de este, haber obtenido un recibimiento más elocuente. Como recordamos, la pesada práctica del poder dictatorial socialista destruyó las denteritas de Hoxhia y mandó a construir 7.000 bunkers para defender a su país de la invasión de los imperialismos. Los bunkers en donde consumió todo el cemento y hierro necesario para construirle apartamentos a las masas, nunca fueron usados porque nadie se interesaba en su pequeño y paupérrimo país. Albania nunca estuvo amenazada, excepto en el recinto vacío del cráneo del dictador. Por otra parte fácil era entender del mensaje castriano: George Bush era el tirano que se había perpetuado ocho años en el poder, y el demócrata era Fidel Castro, elegido por más de 40 años como Presidente, General en Jefe, Secretario General y hasta Primer científico agropecuario de Cuba.

La segunda frase digna de ser incluida en la Historia de esta pobre Latinamérica, que nunca absuelve, ha sido oída hace pocos días: “Yo muestro todo. Que vengan a inspeccionar lo que quieran, que yo muestro todo.” Autor: Raúl Castro, el títere de su hermano Fidel, no se sabe porque. El mensaje era para Barak Obama, ante quien había que bajarse los pantalones porque el hambre ha de apretar y mucho.

La tercera frase es de nuestro folclórico presidente: “QUIERO SER TU AMIGO” A Obama. Chávez ya es tema de chascarros y risitas en todos los ambientes sociales europeos y norteamericano (y también fuera del ALBA, a juzgar por las carcajadas burlescas de la francesa Michelle Bachellet en la Cumbre de Trinidad & Tobago cuando Chávez le dejó caer un libro a Obama, del cual es autor es ex agente literario de los intelectuales sin intelecto — pagado por Cuba — ante las editoriales progresistas de Madrid, Roma y París, el camarada de la revista Marcha Eduardo Galeano. Poco y nada importaba a Galeano que las venas abiertas en América, lo fueron por los conquistadores, colonos e inmigrantes europeos en nuestros pueblos indígenas, de los él mismo es descendiente.

Son tres frases que los socialistas debieran anotar para el futuro, porque dejan en evidencia que después de tanto insulto, exabrupto, voces destempladas y amenazas de nuestros hombres preclaros de tanto marxismo, todo vuelve a su realidad de líderes ansiosos de la palmadita en la espalda por parte del emperador del mundo. Así se queda la dignidad de América morena por el camino. No digo que se debiera haber insultado a Obama en la cumbre, quien por sí mismo ha trastornado todos los esquemas de las izquierdas sin cerebro y merece todo nuestro apoyo. Ni mucho menos. Lo que reclamo como hombre libre del yugo mental socialista, es DIGNIDAD e INTEGRIDAD LATINOAMERICANA ante el poder. Y esa dignidad no la han demostrado ni Fidel, ni Raúl, Ni Ortega, ni Chávez, porque se han desdicho de sus palabras respecto de Estados Unidos, sin enterarse de qué han hecho alarde. Ahora sí entiendo cuando los europeos me preguntan ante estas noticias ¿Es que no tienen dignidad los latinoamericanos?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba