Opinión Nacional

Culebrón, Política y Referéndum

Sin ánimo de ser aguafiestas dudo que el CNE se pronuncie éste viernes 13 de febrero, en cuanto a la validez de las firmas que solicitan el Referéndum Revocatorio. Si bien, las razones para revocarle el mandato al presidente Chávez son más que obvias; las capacidades y competencias de éste CNE no parecen estar muy claras. Politiqueo, leguleyismo, irrespeto, juegos de poder, y una directiva prisionera de sus propios rumores y chismes, han sido – entre otros – los elementos más resaltantes de éste órgano electoral.

Pero así es nuestro sistema, en un primer tiempo estuvo encabezado por políticos que parecían salir de una misma escuela; y ahora los golpistas, los de verdad, los del 4-F y 27-F, capitaneando nuestros destinos, gracias a una mayoría de venezolanos que en diciembre del 98, con un voto estúpido, puso en el poder a estos bobos feroces, legitimando de esa manera la felonía del 4-F.

Así las cosas, la orquestada o no, ola de rumores y chismes que paraliza al CNE, busca colocar en el papel de víctima al régimen, que no se cansa de gritar su supuesto acatamiento a las decisiones que el árbitro tomaría. Poniendo en valor, un hipócrita respeto por las instituciones; mientras le ponen micrófonos hasta en los cereales con que desayuna Ezequiel Zamora.

Este viernes 13, cuando el CNE se retrase en su pronunciamiento, la oposición podría salir a las calles, gritará, amenazará y proferirá cualquier tipo de reclamo que sirva para hacer valer sus derechos. Y en medio, de la ira y la impotencia de los firmantes, el gobierno pondrá al aire un nuevo capítulo de su novela, pedirá respeto por el árbitro, y llamará una vez más golpista a la oposición. En ese sentido la actriz de reparto Lina Ron acaba de amenazarnos con un peo verdadero, casualmente correspondiendo con las siglas UPV de su partido político. Ni un dream team de dramaturgos, lo hubiera hecho tan bien.

Culebrón y Política, en dos platos; el primero bajo el título de Aló Presidente, el segundo se llama Comando Ayacucho. Con la telenovela, entretengo, atemorizo y mareo a la oposición; con el Comando Ayacucho me preparo para los inevitables compromisos electorales.

Conclusión, habrá Referéndum, pero con su respectivo retraso e inconvenientes superables sobre la marcha.

La política tiene mucho de psicodrama. Culebrones y Política, dos de los grandes pasatiempos del venezolano, lo novedoso es el Referéndum.

(*): Site del autor (%=Link(«http://www.luisdelion.net/»,»http://www.luisdelion.net/»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba